Las Provincias

Valencia, 30 nov (EFE).- La consellera de Sanidad, Carmen Montón, ha firmado hoy el Pacto Autonómico frente al VIH con el presidente de la coordinadora de Asociaciones de Sida en la Comunitat (Calcsicova), Carlos Gómez, un acuerdo que tiene como objetivo defender a los afectados por la enfermedad.

Se trata de un pacto "por la respuesta frente a la infección por el virus de inmunodeficiencia humana y en defensa de las personas con VIH en la Comunitat Valenciana", según han explicado desde la Conselleria en un comunicado.

El acuerdo nace con el compromiso de "reforzar las actuaciones" en defensa de los enfermos de SIDA, con especial énfasis en la promoción de la utilización del preservativo femenino y masculino, sobre todo entre los jóvenes y los adolescentes, el acceso a los tratamientos y el seguimiento médico de la enfermedad.

Todo ello, además, sin dejar fuera a las personas en riesgo de exclusión social, y destacando la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz de la infección por VIH, tanto en entornos sanitarios como no sanitarios.

Entre las novedades, se contempla la puesta en marcha de pruebas rápidas de detección precoz con equipos móviles en espacios como festivales de música, una medida en la que Sanidad y Calcsicova cuentan con la colaboración de la Agencia Valenciana de Turisme.

Montón ha destacado que la prevención es uno de los ejes prioritarios de este acuerdo, junto con la información, y la lucha contra la estigmatización social de las personas afectadas.

Asimismo, ha anunciado que, a lo largo de 2016, la conselleria ha distribuido un total de 378.393 preservativos como parte de la campaña de prevención del VIH, 45.000 folletos de diagnóstico precoz de VIH y 17.000 folletos en los Centros de Información y Prevención del Sida.

El pacto contempla reforzar la divulgación de información dirigida a población general sobre el VIH, "atendiendo a una perspectiva de género y el correcto uso del lenguaje para evitar la estigmatización".

Asimismo, se fomentará el estudio de nuevas estrategias preventivas, y el asesoramiento profesional sobre VIH en la población en situación de vulnerabilidad, así como en los diferentes escenarios sociales.

El acuerdo prevé mejorar los sistemas de información existentes en colaboración con los servicios de vigilancia epidemiológica, promover la investigación sobre la evolución de la epidemia del VIH en la Comunitat y trabajar en coordinación con el resto de administraciones autonómicas y nacionales y con ONG.

A lo largo del año 2015 se notificaron en la Comunitat Valenciana 317 nuevos diagnósticos de infección por VIH, lo que representa una tasa de 6,3 casos por 100.000 habitantes, 113 en Alicante, 23 en Castellón y 181 en Valencia.