Las Provincias

Valencia, 30 nov (EFE).- El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado hoy que el reconocimiento de la Fallas como Patrimonio Cultural Inmaterial por la Unesco supone una "oportunidad de revivir" al sector y de "darle el relanzamiento que se merece a una fiesta que es única en la Humanidad".

En su discurso en el Ayuntamiento tras conocer la decisión del Comité intergubernamental de patrimonio cultural inmaterial de la Unesco, reunido en Addis Abeba (Etiopía), Puig ha resaltado "el trabajo, la ilusión y la convivencia" que hay detrás de las Fallas.

Puig ha seguido los momentos previos de la elección en el despacho de la Chimenea junto al alcalde de Valencia, Joan Ribó; la vicepresidenta, Mónica Oltra; la fallera mayor, Raquel Alario; el artista mayor del gremio, José Ramón Espuig, el conseller de Educación, Vicent Marzà, y gran parte de la corporación municipal.

"Las fallas son convivencia, capacidad de hermanamiento entre unos y otros y eso es lo que al final hay: todos, todos los sentimientos y valores que confluyen en las Fallas, como hecho cultural, social y solidario pero también como hecho de extraordinaria proyección internacional", ha asegurado.

Según Puig, "ahora tenemos la oportunidad de revivir el sector, a todas las personas que están haciendo grande la fiesta porque son sus actores fundamentales".

"Ahora las instituciones tenemos que dar un paso adelante para ayudar y aprovechar la oportunidad para darle el relanzamiento que se merece a una fiesta que efectivamente es única en la Humanidad", ha agregado.

Después, ante los periodistas, ha asegurado que este reconocimiento "no es gratis, sino que hay que mantenerlo en el futuro" y ha agradecido y reconocido "el trabajo de miles de falleros en el transcurso de la historia" porque las Fallas "son fiesta" pero también "sacrificio y trabajo".

"Ha sido mucho trabajo y mucha ilusión invertida durante mucha gente muchos años. Esta, que es la gran fiesta de la convivencia, del color y la armonía, van a tener la oportunidad de conocerla muchas más personas. Estamos encantados de que, a través de nuestra cultura, nos conozca más gente", ha valorado.

Mónica Oltra ha expresado su "doble alegría" por formar parte del Gobierno valenciano en este "momento histórico" pero sobre todo, ha dicho, "es una alegría como fallera; no es igual, no se vive igual" y ha felicitado a la Humanidad porque acaba de recibir "un regalo muy grande: las Fallas de Valencia".

Oltra ha recordado que cuando tenía 15 años y vio una falla por primera vez no entendía cómo "algo tan extraordinario no se proyectaba en todas las televisiones del mundo" y ha señalado que lo ha entendido años después: "Era el camino. Ahora las fallas son patrimonio no solo de los valencianos sino de toda la Humanidad".

"Ahora estamos donde se merece esta fiesta, donde se merece esta identidad, este hecho cultural extraordinario y grandioso", ha afirmado, a la par que ha felicitado a todos los valencianos y "en especial, a todos los falleros", entre quienes se ha incluido, pues hoy les "salta el corazón en el pecho".