Las Provincias

Valencia, 30 nov (EFE).- El portavoz de Ciudadanos en Les Corts Valencianes, Alexis Marí, ve "normal y natural" que puedan plantearse diferentes candidatos al Consell Jurídic Consultiu (CJC) en el seno del grupo, pero ha afirmado que los perfiles de todas las personas propuestas por C's son "incuestionables".

Marí se ha referido así en los pasillos de la Cámara autonómica al ser preguntado por los dos candidatos que se barajan en el seno del grupo, y ha afirmado que hasta el día 5 de diciembre, cuando acaba el plazo para presentar las propuestas, hay tiempo y en unos días se someterá a debate y e tomará una decisión.

Ha defendido que los perfiles de personas que propone Ciudadanos "son incuestionables" y de profesionales de "reconocido prestigio", pero ha señalado que dentro del grupo parlamentario "a algunos les gusta más Juan y a otros Pepe", un debate que, a su juicio, es "normal y natural".

Ha asegurado no sentirse cuestionado por esta cuestión, ya que nadie del comité ejecutivo o de la dirección del partido le ha dicho o hecho notar que su puesto "está en duda".

Preguntado por si cree que esta situación puede estar relacionada con que tanto él como la eurodiputada Carolina Punset se hayan mostrado críticos con el líder del Ciudadanos, Albert Rivera, ha considerado que no tiene "nada que ver" y le parecía mal que así fuera.

"Mal me parecería si alguien me pone en duda o me pegan con una maza de panadero en la nuca porque digo en un momento dado una cosa, que es a donde me parece que debe ir el partido", ha afirmado Marí, aunque también ha precisado que él no se ha mostrado crítico con Rivera.

Ha asegurado que nadie le ha llamado al orden, aunque entiende que nadie le vaya a aplaudir por proponer "otra cosa distinta", pero, al manos, ha dicho, "tendrán que oirme, entre otros cosas, como a un afiliado más".

Marí ha considerado que hay distintas formas de ver un proyecto y que hay cosas que, en beneficio del partido, se tienen que corregir, ya que eso, a su juicio, "reforzará el proyecto".

Ha defendido que en las primarias del partido cada afiliado tenga un voto y las votaciones se hagan en urna y no de forma telemática para que no se cree "un ambiente de desconfianza" y así todos los afiliados "voten lo que quieran votar y salga quien tenga que salir".