Las Provincias

Valencia, 30 nov (EFE).- El Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí acoge hasta el 2 de abril la exposición "Mercaderías de la Ruta de la Seda", una muestra didáctica para "reivindicar" el lugar de Valencia en la Ruta de la Seda que pasaba por Manila, Acapulco, Veracruz y Cádiz.

La muestra se ha presentado hoy aunque puede verse desde el pasado día 18 en el Palacio del Marqués de Dos Aguas, y consiste en una serie de objetos que remiten a "las relaciones internacionales entre oriente y occidente que han existido desde siempre", según ha explicado hoy el director del museo, Jaume Coll, en rueda de prensa.

Se trata de una selección de piezas de los fondos del museo que no se encontraban expuestas por ser "demasiado delicadas" y que ahora se han colocado en distintos puntos de la visita por las estancias del palacio.

"Normalmente se piensa en la parte asiática de la Ruta de la Seda, o en la del Pacífico, pero nosotros queremos reivindicar la doble vía que pasaba por España", ha afirmado Coll.

Con este objetivo, la muestra incluye piezas que remiten al pasado tanto de China como de Europa, como jarrones de la dinastía Ming, jarras de cerámica de Manises, vajillas de la dinastía Quianlong e incluso una chocolatera que, según la comisaria, Pilar Espona, es un elemento de "contraste" entre las tradiciones asiáticas y europeas.

Asimismo, pueden verse sombrillas del siglo XIX, un mantón de manila y tres abanicos (dos plegables y un pay-pay) de los cien donados al museo por Rincón de Arellano.

Completan la colección vasijas, botellas, cuencos, un cepillo, una escribanía y piezas de seda como un kimono que se utilizó en la representación de Madama Butterfly cedido al museo por Lucrecia Bori o una dalmática, así como una escribanía.

De forma paralela a la exposición, el Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias ha organizado, junto con la asociación Amigos del museo, una serie de talleres orientados sobre todo para el público juvenil y turístico, bajo el nombre de "Rosa de los vientos", que tienen como objetivo "orientar, como esta rosa, en las relaciones internacionales".

Los talleres parten de la idea de la actuación "El león gusano en la Ruta de la Seda", que no ha podido representarse hoy por la lluvia, y que narra la historia del león de la fachada del palacio, que se despetrifica y, acompañado por el personaje de la doctora Marion Whitewater, parte en un viaje para recorrer la Ruta de la Seda.

Para este viaje, los jóvenes ceramistas de los museos de l'Alcora, en Castellón y de Xapala en México han diseñado en diferentes talleres diversas cantimploras de cerámica para que el león las lleve en su viaje.

Asimismo, un grupo de alumnos de l'Alcora ha diseñado un mural que puede verse como parte de la exposición, mientras que Vicente Gracia y Victoria Liceras han diseñado respectivamente joyas de plata y una casaca para que el personaje de Marion la llevara en la representación.

Junto a estos objetos y a los talleres didácticos, el Palacio del Marqués de Dos Aguas acoge la correspondencia de la familia Canet sobre el comercio de la seda, que datan de 1793, y desde el museo preparan ya para el año próximo un proyecto "para reivindicar la colección de seda valenciana desde un punto de vista crítico y académico".