Las Provincias

Valencia, 30 nov (EFE).- La agencia Esteve Durbá y la empresa Cárnicas Serrano han creado un vídeo interactivo como acción central de una campaña publicitaria en internet, con tecnología PlayFilm, desarrollada por una empresa valenciana con el apoyo de la aceleradora Lanzadera, con gran éxito de participación y ventas.

La campaña, bajo el lema "El sabor que nos une", permite a los espectadores conocer diferentes culturas culinarias a través de cuatro personajes, de diferentes nacionalidades, a los que les une el sabor tradicional de los productos de Cárnicas Serrano, según ha informado Lanzadera.

Esta acción se ha realizado completamente en valenciano, y ha sido planificada por la agencia Esteve Durbá y rodada por Enric Pérez Estudio, como campaña publicitaria de la reconocida empresa valenciana del sector de alimentación Cárnicas Serrano.

El vídeo, que lleva acumuladas ya más de 32.500 visitas, con un tiempo de visionado medio mayor a 3,5 minutos, permite a los espectadores interactuar, y el impacto en ventas ha sido, hasta el momento de 20.000 unidades, según las mismas fuentes.

Según el director general de la agencia Esteve Durbá Brands, Alberto Esteve, el éxito del proyecto se debe a que ha podido "acercar la marca a sus consumidores a través del 'storytelling' interactivo, que ha sido posible gracias a la tecnología PlayFilm", con éxito de participación.

PlayFilm es una tecnología cien por ciento valenciana que permite convertir cualquier tipo de vídeo en interactivo en apenas unas horas y sin necesidad de programadores.

La empresa emergente PlayFilm fue fundada en 2014 en Valencia por Raquel Valero (CEO) y Rafa Navarro (Desarrollo de Negocio), y ofrece un software de edición que optimiza la producción y publicación de vídeos interactivos, dirigida a profesionales de la publicidad y la producción audiovisual.

Esta tecnología pretende ofrecer la mejor solución tecnológica para producir nuevos formatos de vídeo y publicidad interactiva más cualitativa y menos intrusiva.

PlayFilm ha sido apoyada desde sus inicios primero por la aceleradora Lanzadera y posteriormente por la sociedad de inversión Angels, ambas plataformas pertenecientes a Marina de Empresas e impulsadas por Juan Roig, fundador de Mercadona, cuyo objetivo prioritario es formar, asesorar y financiar a los emprendedores de hoy y del futuro.

Big Ban Angels, a través del vehículo de inversión BSF15, también forma parte del accionariado de la compañía, indican las mismas fuentes.