Las Provincias

Alicante, 30 nov (EFE).- La Diputación de Alicante no participará en el Fondo de Cooperación Municipal de 2017 impulsado por el Consell "por motivos presupuestarios" y supedita su adhesión a partir de 2018 a las negociaciones sobre la distribución de las ayudas.

En un comunicado, el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, ha informado de que ha reunido hoy a todos los diputados que conforman el equipo de gobierno para debatir y analizar el Fondo de Cooperación Municipal que pretende desarrollar el Consell.

Durante el encuentro, el grupo ha estudiado fundamentalmente los aspectos relacionados con los criterios de reparto que propone este plan y ha considerado, de manera unánime y siguiendo una misma línea argumental, que éstos no son ni equitativos ni beneficiosos para los pequeños municipios.

Tras ser estudiado, el equipo de gobierno ve el documento (en manos de Sánchez desde la reunión que mantuvo el pasado lunes con el president de la Generalitat, Ximo Puig) injusto y "poco ecuánime" por los criterios seguidos para el reparto de las ayudas, que favorecen principalmente a las grandes localidades y perjudican a las pequeñas y medianas.

El presidente provincial ya trasladó a Puig en dicha reunión que "la Diputación de Alicante no puede entrar en el Fondo de Cooperación en 2017 por motivos presupuestarios".

No obstante, ha asegurado que la institución se sentará en la Mesa de Negociación para debatir este plan y comunicar sus argumentos, al tiempo que ha mostrado su "voluntad de diálogo, tan necesaria en estos momentos, porque estoy convencido de que llegaremos a un acuerdo".

Asimismo, Sánchez no ha cerrado la puerta a una cooperación provincial en dicho proyecto en años posteriores, pero ha matizado que la participación de la Diputación a partir de 2018 estará supeditada a las negociaciones sobre los criterios de reparto de dicho fondo local.

Según ha defendido el presidente y todo su equipo de gobierno, el actual planteamiento va en contra del ideario de la Diputación, que es el de defender siempre a las localidades con menos recursos económicos, ayudando y primando la atención a los pequeños y medianos municipios, frente a las grandes ciudades.

En este sentido, la Diputación de Alicante participará en este fondo tan pronto como se liberen recursos de las competencias impropias que la institución asume actualmente y se aceleren los acuerdos que se desarrollen en la Comisión Mixta conjunta, entre la administración autonómica y la provincial, para el traspaso progresivo de estos servicios sociosanitarios al Consell.

Se trata de un órgano cuya creación, tal y como ha recordado Sánchez, cuenta con el compromiso del president de la Generalitat.

Sánchez ha recalcado, además, su apuesta por "seguir defendiendo la necesidad de estudiar y debatir la Ley de Justa Financiación Municipal que hace partícipes a los municipios de los impuestos recaudados en la Comunitat".

Finalmente, todos los diputados del equipo de gobierno han concluido que este Fondo de Cooperación Municipal que propone Puig se contradice en muchos de sus argumentos con el Pla Objectiva que ha presentado el grupo Compromís en la Diputación de Alicante.

Sánchez ha defendido que la Diputación es la administración más cercana a los 141 municipios de la provincia y la que mejor conoce las necesidades de cada uno de ellos.

Por ello, ha reiterado su apuesta por el municipalismo como sistema de proximidad con los alcaldes, con especial atención a las necesidades de las pequeñas localidades, cuyos recursos son limitados.