Las Provincias

Valencia, 30 nov (EFE).- La Asamblea del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia ha aprobado hoy los presupuestos para 2017, que ascienden a 52.008.490 euros y suponen un aumento del 2,2 por ciento respecto al ejercicio actual.

Según ha manifestado en un comunicado el presidente del Consorcio de Bomberos de Valencia, Josep Bort, con estas cuentas se pretende continuar con la línea iniciada este año impulsando el gasto en inversión con el objetivo de "garantizar la calidad del servicio público de prevención y extinción de incendios y de salvamento que este ente tiene encomendado".

Este esfuerzo inversor, ha añadido, se refleja en un incremento de un 6,4 % en el capítulo de inversiones y destaca el gasto previsto para la renovación de vehículos de primera salida y de las autobombas nodrizas, que en algunos casos cuentan con más de 18 años de antigüedad.

En concreto, la partida de elementos de transporte asciende a 3.409.310 euros, donde se incluyen tres Autobombas Urbanas (BUP), dos Autobombas Nodrizas Pesadas (BNP), dos autobombas rurales ligeras (BRL), una autoescalera automática (AEA) y tres vehículos de personal y carga (UPC).

Otra de las partidas que se incrementa es la de renovación del vestuario del personal y adquisición de nuevos para el personal que se incorporará al servicio, que se ha aumentado un 102 %.

También se incluye la reparación y adecuación de las infraestructuras de los distintos parques que, debido a su antigüedad, presentan deficiencias, cuya partida ha aumentado un 58,9 % llegando a los 1.383.200 euros.

Fuentes del consorcio han informado de que aunque el presupuesto en su conjunto se ha incrementado un 2,2 %, la aportación de los municipios consorciados ha disminuido un 1 % dada la dificultad que atraviesan la mayoría de ellos, y la voluntad del presidente ha sido la de no agravar los problemas económicos actuales de estas entidades.

Este año se ha dedicado también una partida de 50.000 euros en subvenciones para organizaciones y proyectos de interés público, social, humanitario y solidario.

Al finalizar el acto, la alcaldesa de Benimuslem, María Antonia Vilar, ha agradecido la implicación y el trabajo de los bomberos que acudieron el mes pasado a apagar el incendio industrial en su localidad, y cuyo denso humo afectó obligó a confinar a la población en sus casas y centros escolares como medida preventiva.