Las Provincias

Madrid, 30 nov (EFE).- El nuevo presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el castellonense Sebastián Albella, ha asegurado hoy que será su "empeño" que el organismo "a la vez, sea percibido como un regulador que contribuye a la eficiencia y al dinamismo del mercado".

Además, se ha fijado como objetivo prioritario que la CNMV ejerza con prudencia, pero con vigor, sus facultades de supervisión.

"Lo que justifica por encima de cualquier otra cosa a la CNMV, es su papel como vigilante y como promotor de la limpieza y la transparencia del mercado, y de la tutela de los intereses de los inversores", ha dicho el presidente de la CNMV durante el acto de toma de posesión en el cargo.

Un acto en el que también ha jurado el cargo la vicepresidenta de la CNMV, Ana María Martínez-Pina, y en el que han estado acompañados por el ministro de Economía, Luis de Guindos, la expresidenta de la CNMV Elvira Rodríguez, y la exvicepresidenta Lourdes Centeno.

En su intervención, el nuevo presidente de la CNMV ha asegurado que también tiene el firme propósito de que el organismo este presente al máximo en los foros de cooperación europeos e internacionales, en los que hoy en día se deciden todas las decisiones importantes.

Finalmente, en estos momentos de grandes cambios y oportunidades, sobre todo, por el "brexit", la CMNV tiene que tener también como prioridad contribuir a hacer lo más atractivo y acogedor posible el mercado de valores español y su entorno, ha dicho.

"Los esfuerzo que vamos a hacer en favor de estos objetivos van a tener una base muy sólida en el gran trabajo que la CNMV ha venido realizando hasta ahora, y en el enorme capital humano que atesora la casa", ha destacado el presidente de la CNMV, para quien la institución "es compleja" y "tiene muchos retos y variados".

Durante el acto de toma de posesión, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha destacado la labor que ha llevado a cabo en los últimos cuatro años la expresidenta Elvira Rodríguez y ha deseado suerte al nuevo presidente y a la vicepresidenta, que en su opinión, tendrán muchos retos a los que hacer frente.

Entre los asuntos a los que deberán enfrentarse, el ministro ha citado la aplicación en 2018, de la normativa de protección del ahorrador, o continuar favoreciendo las nuevas formas de financiación no bancaria.

Por último, ha citado la oportunidad que se le presenta a Madrid para convertirse en plaza financiera, un asunto en el que la CNMV tiene que jugar un papel fundamental, ha dicho de Guindos.

"Si queremos dar ese salto de querer convertir a Madrid en una de las plazas financieras del mundo, vamos a necesitar que la CNMV funcione muy bien, con fluidez, y atendiendo a los operadores que están pensando en instalarse aquí", ha concluido.