Las Provincias

Valencia, 29 nov (EFE).- El Ayuntamiento de Valencia ha reclamado al Gobierno una solución a la desprotección de las playas del sur y la inclusión de una partida presupuestaria para su regeneración, para "no fiar el estado de las playas a la ausencia de temporales".

El concejal de Conservación de Áreas Naturales y Devesa-Albufera, Sergi Campillo (Compromís), ha manifestado que el temporal del pasado domingo ha dejado patente la situación de desprotección y ha criticado "la pasividad" del Gobierno en esta cuestión, según un comunicado.

Ha recordado que el Ayuntamiento de Valencia ha reclamado "reiteradamente" una solución definitiva para las playas del sur porque, ha indicado, "no podemos fiar el estado de nuestras playas a la ausencia de temporales que climatológicamente son normales en estas épocas del año".

Campillo ha lamentado que la respuesta del Ejecutivo del PP "ha demostrado una voluntad nula" para resolver estos problemas, y ha puesto como ejemplo que el director general de Costas de Valencia "justificara hace unas semanas la falta de actuaciones por el estado de provisionalidad del entonces gobierno en funciones".

El concejal ha anunciado que pedirán una reunión con el Gobierno y remitirán una carta a la ministra al respecto, y ha propuesto incorporar una partida presupuestaria para la regeneración de las playas del sur en los Presupuestos del Estado para 2017.

La concejala de Playas, Pilar Soriano, ha destacado que en noviembre del año pasado ya reclamó soluciones para la regeneración de las playas del sur.

Como medida de urgencia, el Ayuntamiento de Valencia ofrece la arena que está dragando de las golas del Pujol y del Perellonet para que sea trasvasada a la zona de la urbanización de La Casbah.

El coste de estos trabajos alcanza los 21.538,80 euros, que han sido sufragados por el consistorio cuando debería estar haciéndolo el Gobierno central, según Campillo.

Las golas del Pujol y del Perellonet son las dos vías principales de drenaje de la laguna de la Albufera y evacúan cerca del 90 % de los caudales que llegan a la cubeta, por lo que representan la ruta de paso principal de especies de peces entre el ecosistema del lago y el mar, como anguilas, lubinas y mújol.

Estas especies necesitan encontrar abiertas tanto la desembocadura de la gola como las compuertas del extremo más próximo a la Albufera.

"Con el objetivo de limitar el uso de los sistemas de bombeo a momentos de urgencia y prolongar consecuentemente los períodos de contacto entre el mar y el lago resulta necesario mantener la boca de las golas limpias de arena. Por eso hemos procedido a hacer la extracción mecánica de la arena", ha explicado Campillo.