Las Provincias

Alicante, 29 nov (EFE).- El Ayuntamiento de Alicante y la Conselleria de Sanidad han firmado hoy un acuerdo de colaboración para trasladar una base del Servicio de Ayuda Médica Urgente (Samu) hasta el centro de la ciudad, con la finalidad de mejorar la operatividad de este servicio de emergencias sanitarias.

El acuerdo ha sido suscrito por el alcalde de la capital alicantina, Gabriel Echávarri, y el director del Servicio de Emergencias Sanitarias (SES), Pere Herrera, en un acto celebrado en el consistorio y al que ha asistido el concejal de Seguridad, Fernando Marcos.

Según el compromiso rubricado, el consistorio cede parte de unas instalaciones ubicadas en el centro de la urbe para que el SES pueda establecer ahí una base del Samu.

En concreto, se hará uso de unas determinadas dependencias dentro de la actual sede del Departamento Técnico de Protección Civil y Gestión de Emergencias, en la calle Italia.

De esta manera, el SES trasladará a esas nuevas dependencias la base del Samu que en estos momentos se halla en el Centro de Salud de San Gabriel, con el objetivo de mejorar la operatividad de los recursos que se movilizan para atender una urgencia o emergencia sanitaria en la ciudad de Alicante.

Para el uso de la nueva base, el SES se compromete a realizar una serie de mejoras en las instalaciones, que comenzarán durante la segunda semana del mes de diciembre.

Se prevé que a finales de enero o principios de febrero de 2017 pueda entrar ya en funcionamiento.

La otra base que el Samu tiene en la capital alicantina se encuentra en el Hospital General Universitario de Alicante.

Además, y en virtud del acuerdo, la Conselleria prestará asesoramiento, si fuera necesario, mediante la participación en las reuniones de coordinación del Departamento Técnico de Protección Civil y Gestión de Emergencias del ayuntamiento, encargado de diseñar los dispositivos preventivos de los eventos, organizados por el consistorio, que requieran medios sanitarios.

El convenio de colaboración tendrá una vigencia de un año, desde el próximo 1 de diciembre, y se entenderá como renovado en años sucesivos de mutuo acuerdo, si no se renuncia a ello por ninguna de las partes.