Las Provincias

Elche , 29 nov .- Pelayo Novo, centrocampista del Elche, aseguró hoy que el equipo ilicitano no debe obsesionarse con la posibilidad de encadenar la próxima jornada en Miranda su segunda victoria consecutiva, un objetivo que no ha logrado aún esta temporada.

"El equipo ha hecho buenos partidos en casa y fuera, pero no hemos sabido juntas esos momentos. No se puede convertir en una obsesión porque tarde o temprano lo vamos a conseguir", explicó el jugador ovetense.

Pelayo aseguró que ha llegado el momento de "demostrar" que el Elche puede ser un equipo regular esta temporada, en la que después de un partido brillante suele ofrecer su peor imagen.

"Tenemos una buena oportunidad de entrar en una dinámica positiva que no te haga tener altibajos, que es algo que siempre genera inestabilidad", comentó el centrocampista.

Pelayo dijo guardar un buen recuerdo del estadio de Anduva, donde anotó su primer gol en Segunda, y desconfió de la situación del Mirandés, colista, al recordar que si el equipo burgalés gana "estará solo a tres puntos del Elche".

"Fácil no va a ser", insistió Pelayo, quien recordó que en una categoría tan igualada como la Segunda División importa poco la posición en la tabla, aunque sea el colista. "Están en una mala racha y llevan partidos sin ganar, pero empezaron bien y por eso no se han descolgado", explicó.

Pelayo Novo reconoció que la singularidad táctica del Mirandés obliga a no jugar igual que ante cualquier otro equipo, aunque precisó que "sin renunciar nunca a lo que eres o lo que tratas de plantear en el partido".

El asturiano admitió que se encuentra "bien" y que posiblemente su juego esta temporada resulta "más vistoso" que el de anteriores etapas "porque aporto goles".

Reconoció que su mentalidad ha cambiado y que, pese a considerarse siempre como un medio centro, se ha dado cuenta de que también le puede aportar al equipo en la posición de media punta.

El jugador no quiso opinar sobra la conveniencia de que el club realice incorporaciones en el mercado de invierno y agradeció a la afición ilicitana su apoyo al equipo en los malos momentos.

"Tras el descenso administrativo mucha gente se quedó desencantada, pero valoramos mucho a los que vienen", dijo Pelayo, cuyo contrato con el club expira el próximo 30 de junio sin que el club le haya comunicado nada aún sobre una posible renovación.

"Estoy a gusto ahora y en los años pasados. Tengo recuerdos muy bonitos de mi primera temporada y otros peores, pero esto es el fútbol y hay ratos buenos y malos", sentenció.