Las Provincias

Valencia, 29 nov (EFE).- Extrabajadores de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) se han manifestado hoy por las calles de Valencia para reclamar soluciones y el restablecimiento de sus derechos laborales y han acusado al Consell de mentir e incumplir las promesas que les hicieron.

A las 12.19 horas, el momento en que hoy hace tres años se cortaron las emisiones del ente autonómico, cerca de doscientos extrabajadores, con el apoyo de los dirigentes de CCOO, Intersindical, CSIF, USO, UGT y CGT, han guardado un minuto de silencio ante el Palau de la Generalitat.

El presidente del comité de empresa, Albert Vicent, ha leído un manifiesto en el que muestran su "decepción" con el nuevo gobierno del cambio, que "se comprometió a unas soluciones que no han llegado por su falta de voluntad política" y al que han acusado de "mentir" por decir que los extrabajadores tienen un interlocutor.

Han asegurado que ni el president, Ximo Puig, ni la vicepresidenta, Mónica Oltra, "se han dignado" a recibirlos, que el gobierno no les ha hecho "ni una sola propuesta" para solucionar el problema laboral y ellos han hecho tres y que la nueva ley no les da ningún privilegio sino que "recorta" lo logrado con el ERE del PP.

"Y quien diga lo contrario miente y sabe que miente", agrega el texto, que lamenta que "las únicas puertas que nos han dejado abiertas a los trabajadores son las de los tribunales".

A pesar de todo, renuevan su "compromiso" de "diálogo" y "negociación" y defiende "trabajo, justicia y dignidad, porque quien no repara derechos, consolida injusticias".

Previamente, ante los periodistas, Vicent ha calificado de "nefasto" el balance del nuevo Consell porque "se han aprobado dos leyes, se han gastado 230 millones y hay cero minutos de radio, cero minutos de televisión y cero trabajadores recuperados" y ha pedido que "recuperen el servicio y a trabajadores", como prometieron.

Una pancarta con el lema "Los trabajadores no somos los culpables. RTVV pública, en valenciano y de calidad" ha encabezado la marcha, en la que no han faltado los chalecos rojos que hicieron tan populares en sus protestas contra el ERE y grandes globos negros y rojos en los que se leía "queremos soluciones a RTVV".

Con paraguas para protegerse de la incesante lluvia, los manifestantes jaleaban gritos como "!Queremos soluciones!", "No tenéis vergüenza", "Reparación de derechos laborales", "Ni olvido ni perdón, RTVV reparación" o "Volveremos RTVV" y se preguntaban "dónde" estaba la tele y la radio de los valencianos.

El secretario general de CCOO-PV, Paco Molina, ha dicho que "no es justo" que el comité de empresa "no sea atendido ni escuchado" por el Consell y ha defendido la "integridad, el compromiso y la honestidad" de los extrabajadores.

El presidente autonómico de CSIF, Daniel Matoses, ha asegurado que "hasta ahora solo ha habido promesas que se han incumplido, como suele ser habitual en los políticos", que cuando llegan al gobierno desde la oposición "se olvidan de lo que han prometido".

Para el portavoz de Intersindical Valenciana, Vicent Mauri, es "necesario abrir un proceso negociador con sindicatos y comité de empresa para restituir los derechos laborales de la plantilla" y ha asegurado que "la televisión no se ve porque la cerró el PP pero tampoco porque el actual gobierno no hace las cosas bien".

El secretario general de Podemos en la Comunitat Valenciana, Antonio Montiel, que se ha unido a la concentración frente al Palau, ha lamentado que se celebre el tercer aniversario del cierre "sin una hoja de ruta clara", a su juicio, porque "el PP ha jugado a retrasar" la ley y las "idas y venidas de Ciudadanos".

"Hoy deberíamos estar ya con un director o directora general nombrado, un consejo rector en pleno funcionamiento, con una primera incorporación de trabajadores para establecer el marco de la reapertura y con una fecha cierta", ha apuntado.

Los sindicatos no han descartado la posibilidad de interponer una demanda contra el Consell por sucesión de empresas porque lo ven "claro" y "posible" al ser "la misma sede y el mismo objeto social" aunque han señalado que, de momento, lo están estudiando.