Las Provincias

Bruselas, 29 nov (EFE).- Los eurodiputados de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo (PE), entre ellos la rioja Esther Herranz, pidieron hoy al Ejecutivo comunitario que refuerce los controles a las plagas que afectan a los cítricos importados de países terceros y alertaron de que "relajar los controles" supone una "amenaza innecesaria".

En una resolución, propuesta por la eurodiputada socialista Clara Aguilera, los diputados rechazan así la modificación propuesta por la Comisión Europea (CE) de la directiva sobre medidas de protección contra la introducción de organismos nocivos para los vegetales o productos vegetales.

"Es fundamental dotarnos de herramientas efectivas para que el drama de la Xylella Fastidiosa, que vive el Sur de Italia, no se reproduzca en las plantaciones de cítricos de Valencia, Andalucía u otros territorios de la Unión Europea (UE)", declaró Aguilera.

La resolución, aprobada por una amplia mayoría, en la que se incluyen todos los eurodiputados españoles de todos los grupos políticos, deberá ser respaldada por el pleno para su aprobación definitiva.

Los parlamentarios piden exigir que determinadas frutas producidas en países no europeos cuenten con un certificado que acredite que se les ha aplicado el tratamiento más adecuado para combatir plagas, y que la importación de determinadas frutas solo pueda ser aprobada si se cumple con algunas condiciones, como el registro de los operadores que participan en toda la cadena de distribución.

"En los últimos años se ha producido un aumento de la interceptación de contingentes contaminados con la enfermedad de la 'mancha negra' o el denominado 'citrus canker' procedentes de terceros países, por lo que consideramos que no procede rebajar los controles, pues hay que evitar a toda costa el contagio de esas plagas", afirmó la eurodiputada del PP Esther Herranz.

Estas plagas "podrían provocar graves daños a las producciones europeas", añadió Herranz.

Los parlamentarios denuncian que las medidas propuestas por la CE "no tienen en cuenta" las recomendaciones de la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA según sus siglas en inglés).