Las Provincias

Valencia, 29 nov (EFE).- El volumen total de toneladas de residuos municipales tratados en los 61 municipios que componen el Consorcio Valencia interior ha aumentado a un ritmo del 10 por ciento en los últimos años hasta alcanzar, en lo que va de 2016, las 162.000 toneladas.

"Las cifras son un indicador más de la actividad económica de esta zona", segura en un comunicado Vicente Candela, director gerente de Vielca Ingenieros, empresa valenciana encargada de controlar, analizar y optimizar el funcionamiento de todas la instalaciones disponibles para la recogida, tratamiento y recuperación de residuos.

La zona tratada abarca las comarcas de Los Serranos, Camp de Túria, la Hoya de Buñol, Utiel-Requena y Rincón de Ademuz, una extensión de 5.300 kilómetros cuadrados (el 50 % de la provincia de Valencia) que absorbe una población de algo más de 250.000 habitantes.

En opinión de Candela, "la recuperación lenta pero imparable de la economía tiene también un fiel reflejo en el número de toneladas de residuos que generamos, y que son posteriormente tratadas. A mayor recuperación de la crisis, más recuperación de residuos por habitante y viceversa".

Según datos de Vielca Ingenieros, el volumen de residuos tratados en las 61 poblaciones que componen el Consorcio ha crecido a un ritmo de 10 % en los últimos años, y si en 2014 se trataron 137.000 toneladas de residuos, en 2015 fueron 151.000 y este año se han superado 162.000 toneladas, a falta de dos meses para cerrar el ejercicio.

Sin embargo, según Candela, el aumento de los residuos convive con la reducción en un 1,6 % de la cantidad de residuos domésticos mezclados.

En concreto, se ha pasado de 62.823 toneladas gestionadas de residuos mezclados de enero a julio de 2015, a las 61.810 de enero a julio de este año, lo que significa que los residuos se separan más en origen, con lo que el tratamiento posterior se facilita.

Las instalaciones para el tratamiento de los residuos se componen de dos plantas de tratamiento (en Llíria y Caudete de las Fuentes), una planta de transferencia en Chiva, un vertedero de residuos no peligrosos en Caudete de las Fuentes, 26 ecoparques fijos y 9 móviles, además de otros 29 puntos de recogida de residuos voluminosos.

Todas estas infraestructuras son controladas por Vielca, que se encarga además de redactar informes de diagnóstico económico del contrato con la empresa explotadora de la concesión, EcoRed.

Otra de las funciones de Vielca Ingenieros es el desarrollo y seguimiento de los Planes de Vigilancia Ambiental y Control Ambiental de las instalaciones.

Una de las medidas pioneras implantadas en el Consorcio Valencia Interior para conseguir incrementar la cantidad del reciclaje que realizan los usuarios es la implantación de "Mi cuenta ambiental".

Mediante una tarjeta de identificación personal, cada vez que una persona va a reciclar al ecoparque o ecomóvil va ganando puntos ambientales que se convierten en beneficios económicos directos que pueden suponer hasta un 50 % del importe de la tasa por tratamiento de residuos.