Las Provincias

Benidorm , 29 nov .- El Ayuntamiento de Benidorm cerrará el presente ejercicio económico con una deuda de 63,2 millones de euros, según han señalado a Efe fuentes del departamento de Intervención y que ha confirmado posteriormente el portavoz del gobierno local, el popular José Ramón González de Zárate.

Este dato supone "una reducción del 50% de la deuda municipal en los últimos cuatro años", puesto que al término de 2012 esa cantidad ascendía "a más de 120 millones de euros".

A final de 2015, la deuda total era de 78,4 millones, según los datos de Intervención.

Además, el ayuntamiento, a la vista de la liquidación del ejercicio 2015, destinará este año 7,7 millones de euros para amortizar deuda bancaria, dinero que se obtiene de los 15,5 millones del remanente de tesorería del último ejercicio económico.

"Es un dato muy positivo que indica que en estos años se está trabajando bien", ha afirmado el concejal, que ha resaltado que el ahorro se está produciendo "sin menoscabar los servicios a los vecinos y las inversiones en la ciudad".

Benidorm se encuentra sometido a las restricciones de un Plan de Ajuste que tiene vigencia hasta el año 2022.

Las fuentes consultadas consideran que, de seguir a este ritmo, para el año 2023 "la deuda teóricamente podría estar a cero". Incluso, a partir de 2019 "podríamos acometer inversiones financieramente sostenibles", algo que ahora está vetado por el propio Plan de Ajuste.

Otro de los aspectos en los que también se ha avanzado es en el plazo de pago a proveedores, que se sitúa en la actualidad en siete días, si bien este plazo empieza a computarse pasado un mes desde que éstos presentan sus facturas.

A fecha 30 de septiembre, la cantidad adeudada a los proveedores, ascendía a tres millones de euros.