Las Provincias

Alicante, 29 nov (EFE).- La Policía Nacional ha desarticulado una banda formada por nueve ciudadanos argelinos, a los que les constan entre todos más de 200 detenciones, y especializada en robos en viviendas, en una operación desarrollada en Alicante y Barcelona, según un comunicado de la Dirección General de la Policía.

Los arrestados -siete hombre y dos mujeres, de entre 20 y 56 años- sustraían principalmente dinero, joyas y vehículos, dándoles salidas posteriormente a través de establecimientos de compraventa de oro, o bien sacándolos de España por medio de la ruta de ferry Alicante-Orán (Argelia).

Los autores de los robos usaban habitualmente documentaciones falsificadas francesas y varios de ellos tenían órdenes de detención e ingreso en prisión de distintas autoridades judiciales.

Según la nota de prensa, uno de ellos había sido expulsado judicialmente por la comisión de delitos, aunque había regresado con la intención de reintegrarse de nuevo en la organización y continuar su actividad ilícita.

Las detenciones de los presuntos integrantes de la banda se han llevado a cabo desde mediados de octubre hasta la pasada semana, y ocho de los sospechosos fueron capturados en Alicante y el noveno, en Barcelona.

En tres registros domiciliarios practicados en Alicante se han intervenido cuatro vehículos que fueron sustraídos de otras tantas viviendas, multitud de joyas y relojes robados, abundantes herramientas y dispositivos electrónicos empleados supuestamente para cometer los robos.

Con esta operación, en la que seis de los arrestados han sido ingresado en prisión, se han esclarecido treinta delitos, entre ellos 21 robos con fuerza en interior de viviendas perpetrados en diferentes puntos de las provincias de Alicante, Barcelona y Bilbao, además de una tentativa de detención ilegal.

La operación se inicio a finales del pasado mes de agosto, cuando los agentes investigaban en Alicante un asalto violento cometido en plena vía pública por un hombre, que también estaba implicado en otro delito de lesiones graves y que se había ocultado en un domicilio de esa ciudad, a la espera de poder huir a Toulouse (Francia).

Tras su arresto e ingreso en prisión, los investigadores pudieron comprobar que esta persona formaba parte de una organización criminal dedicada al robos con violencia, robos con fuerza en domicilios e, incluso, a detenciones ilegales, realizados tanto en Francia como España.

Los agentes identificaron al resto de los miembros de la banda y comprobaron que se trataba de un grupo altamente organizado y especializado en asaltar viviendas.

Parte de sus integrantes se ocupaba de la comisión directa de los robos, otros tenían el cometido de vigilar las inmediaciones con el fin de alertar de la presencia policial y el resto se encargaba de la logística.

Además, los ladrones tomaban altas medidas de seguridad, sobre todo en los desplazamientos para no ser descubiertos por la Policía, y efectuaban una inspección previa a los domicilios donde iban a robar para evitar la presencia de testigos o moradores que luego los pudieran identificar.

La operación ha sido llevada a cabo por la Udyco de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría de Alicante.