Las Provincias

Valencia, 29 nov (EFE).- El grupo popular en el Ayuntamiento de Valencia ha presentado alegaciones a la modificación de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por ocupación de terrenos de uso público para mesas y sillas, y ha propuesto bonificaciones de hasta el 10 % por el incremento de contratos indefinidos.

El PP ha presentado reclamaciones a esta tasa por segundo año consecutivo, ha indicado su portavoz, Eusebio Monzó, quien se ha mostrado contrario a la política tributaria del equipo de gobierno y ha manifestado que, debido a ello, Valencia "ha dejado de ser una ciudad atractiva" para la inversión desde el punto de vista fiscal.

El grupo propone que se apliquen dos bonificaciones, una del 5 % para microempresas que cuenten con menos de 10 trabajadores y facturen menos de 2 millones de euros al año, y otra bonificación de hasta el 10 % de la cuota a quienes amplíen las contrataciones indefinidas.

Monzó ha recordado que el Partido Popular "consiguió hacer de Valencia una de las grandes ciudades españolas con menor presión fiscal", y ha insistido en que no subir los impuestos "siempre ha sido un reto para nosotros, incluso en los tiempos más difíciles", por ello indica no entender "cómo ahora, disponiendo de más recursos, se empeñan en elevar la presión fiscal de los valencianos".

Concretamente sobre la tasa de mesas y sillas, el PP considera excesivo el incremento aplicado a las terrazas situadas en la zona 1, y lamenta que el gobierno municipal "vuelva a castigar este año la actividad económica", en este caso al sector de la hostelería y "vuelva a cargar" contra los establecimientos de la zona centro de la ciudad.

Según Monzó, el objetivo del grupo popular es "aliviar la presión fiscal para contribuir a reactivar la actividad económica en nuestra ciudad".