Las Provincias

Alicante, 19 oct (EFE).- El ente tributario de la Diputación de Alicante, SUMA, ha acordado rebajar el 40 por ciento los costes de gestión a los ayuntamientos por el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, conocido como impuesto de plusvalías.

Según un comunicado de la institución provincial, el presidente de la Diputación, César Sánchez, ha presidido el consejo rector de Suma Gestión Tributaria, que es el que ha dado luz verde a esta disminución.

El coste pasará del 4 al 2,5 por ciento, "lo que redundará en beneficio directo de los ayuntamientos", ha destacado Sánchez.

"Nuestra principal preocupación son los ayuntamientos, son nuestra razón de ser, y la implementación de modelos más eficientes en nuestro servicio tiene como objetivo poder ajustar el coste que esta gestión tiene para los consistorios", ha reiterado el presidente.

La medida, que se ha aprobado sin ningún voto en contra, se empezará a aplicar a partir del 1 de enero de 2017 y se traducirá en un importante ahorro para los 120 municipios que tienen actualmente delegada en Suma la gestión de este impuesto.

Igualmente, la rebaja se aplicará directamente a los nuevos ayuntamientos que en un futuro también lo deleguen.