Las Provincias

Alicante, 19 oct (EFE).- El vicealcalde y edil de Urbanismo de Alicante, Miguel Ángel Pavón, ha incidido hoy en la necesidad de "rebajar la alarma", ya que hay cerca de 300 expedientes de licencias de obras pendientes de resolver, de los 16.000, de todo tipo, que tramita su Concejalía al año.

Pavón ha hecho estas declaraciones tras la reunión de trabajo -la segunda- que ha mantenido con una delegación de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de la Provincia de Alicante (Provia) y en la que han participado técnicos de diferentes áreas de la Concejalía de Urbanismo, según un comunicado de este departamento municipal.

El edil ha explicado que han abordado la situación de la tramitación y resolución de las licencias que se solicitan en la Concejalía de Urbanismo

Sobre este tema "hemos reiterado la falta de personal que padecemos, que espero que se vaya revirtiendo progresivamente en lo que queda de legislatura", ha dicho Pavón.

"Tenemos pendiente una reunión con el interventor para tratar la posible contratación de personas en base al 50 % de la tasa de reposición y que podría aplicarse a arquitectos e ingenieros", ha informado.

A la vez, según el concejal, están "valorando la posibilidad de colaborar con colegios profesionales para poder agilizar la tramitación de las licencias hasta que se solvente la situación" a la que están "sometidos por un plan de ajuste que impide" que puedan "contratar a todo el personal" que quisieran.

Pavón ha estimado conveniente "rebajar la alarma", ya que hay cerca de 300 expedientes de licencias de obras pendientes de resolver, seis de ellos de obras de asociados a Provia, de los 16.000, de todo tipo, que tramita la Concejalía de Urbanismo al año.