Las Provincias

Valencia, 19 oct (EFE).- La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha asegurado hoy que el anciano supuestamente desatendido en una residencia de Carlet fue trasladado "de oficio" y sin petición de la familia para solucionar una situación de vulnerabilidad.

Así ha respondido Oltra en la sesión de control del Consell a preguntas de la diputada popular María José Català sobre el procedimiento seguido para su traslado y para conocer si la familia lo pidió, si el coste fue asumido por la Conselleria y si se saltaron la lista de espera del centro donde ha quedado internado.

"Es un traslado de oficio y no hay petición formal de la familia", ha aseverado Oltra, quien ha explicado que el traslado se hizo el día 12 de septiembre en ambulancia "a la primera vacante pública que se produce".

Oltra ha indicado que "se le traslada en ambulancia dependiente de Sanidad a una residencia de titularidad pública, no de gestión pública", después de la visita que realizó a la residencia tras la aparición de la foto del anciano semidesnudo y en el suelo en los medios de comunicación y ver la situación en la que se encontraba.

La vicepresidenta ha asegurado que habló con la dirección del centro y la familia, aunque el traslado se hizo de oficio, ha reiterado, y ha argumentado que era "un caso urgente y se traslada conforme a la normativa de traslados".

"Es como cuando un niño cuando es expulsado o sufre 'bullying' y se le traslada a un centro educativo de su demarcación", ha comparado.

El pasado día 23 de septiembre, a preguntas de los periodistas tras el pleno del Consell, Oltra aseguró que se había trasladado al anciano, por petición de la familia, a la primera residencia en la que quedó una plaza libre.

En ese momento, señaló que la familia había pedido el traslado porque había perdido la confianza en los cuidadores del centro de Carlet después de ver que en lugar de auxiliar a un familiar se habían dedicado a fotografiarlo.