Las Provincias

Valencia, 19 oct (EFE).- El conseller de Educación, Vicent Marzà, ha reconocido que hay docentes interinos que no han cobrado la nómina de septiembre debido a la carencia de personal y a problemas del sistema informático, entre otros factores, pero ha asegurado que si entregan toda la documentación, les será abonada en octubre.

Marzà ha asegurado que de las 20.000 incidencias que ha habido con las nóminas, "solo algunos centenares" de interinos no han cobrado aunque ha resaltado que "solo dos" que no hubieran cobrado "son muchos" y ya trabajan para "mejorar las cosas".

El conseller se ha manifestado en estos términos durante la sesión de control en respuesta a la diputada de Ciudadanos Mercedes Ventura que ha preguntado por qué no han cobrado en septiembre, lo que a su juicio, "no garantiza un buen ambiente laboral" y es "alarmante" si impide pagar el alquiler, la hipoteca o la alimentación.

Marzà ha asegurado que, aunque "no es excusa", estos retrasos pasaban con anteriores gobiernos a principio de los cursos por diferentes factores, entre ellos, no haber entregado toda la documentación.

En otras casos, aún habiéndola entregado, los retrasos están motivados, según ha explicado, porque "no hay suficiente personal para picar las nóminas" y es imposible cubrir, por ejemplo, a las 60 personas que se pierden por jubilación debido a la tasa de reposición de la normativa estatal, que ha pedido derogar.

Por otro lado, ha explicado que el programa informático solo permite introducir los datos de las nóminas durante cuatro días al mes y ha indicado que ya trabajan para que se amplíe ese plazo.

Marzà ha sido cuestionado por la diputada de Compromís Marian Campello sobre las medidas que va a impulsar para aumentar la incidencia del valenciano en los programas educativos que garanticen aprendizaje en esta lengua ante las bajas cifras sobre el conocimiento y uso del valenciano que revelan varios informes.

El conseller ha defendido la implantación en el sistema educativo del modelo plirilingüe "basado en una análisis realista de la situación sociolingüística de la población" y ha defendido que se parte de la realidad de cada centro para "conseguir dominar de forma efectiva tanto el inglés como el valenciano y el castellano".

Ha asegurado que es un modelo "riguroso, basado en un estudio de las universidades" y ha explicado que se adapta a diferentes niveles para "dar respuesta a la situación de cada centro" hacia la "mejora del dominio efectivo de todas las lenguas".

También conducirá a la acreditación de títulos de inglés y valenciano "porque garantizará llegar a estos niveles", además de introducir la asignatura de comunicación oral y la creación de un centro de formación del profesorado en plurilingüismo para "enseñar metodologías de enseñanza de lenguas".

Vicent Marzà ha defendido que quieren "llegar al conjunto de la sociedad", ya que el 70 % de la población admite que no domina el valenciano y más del 93 % no controla el inglés, y que por eso las medidas "no se pueden quedar solo en las aulas".

Por ello, ha incidido en que el decreto de plurilingüismo contempla la firma de convenios con la futura Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (la nueva radiotelevisión valenciana) y otros medios de comunicación para "fomentar que haya más incidencia del valenciano y del inglés".

"Queremos que sea un decreto que de forma efectiva llegue al conjunto de la sociedad para que el conjunto de la población pueda dominar las tres lenguas, que queremos sin guetos ni discriminación", ha concluido.