Las Provincias

Valencia, 19 oct (EFE).- Los juzgados de la Comunitat Valenciana fueron en el segundo trimestre de 2016 los terceros de España con las tasas más altas de congestión y pendencia de asuntos, según un informe del Consejo General del Poder Judicial, si bien tuvieron la tasa más alta del país en resolución de asuntos judiciales.

Así se refleja en el informe "Situación de los órganos judiciales en el segundo trimestre de 2016", hecho público hoy por la Sección de Estadística del CGPJ, que explica que, en la Comunitat, los órganos judiciales fueron los terceros más congestionados y con más asuntos pendientes de resolver del toda España, solo por detrás de Castilla La Mancha y Murcia.

Según un comunicado del órgano judicial, la tasa de congestión, es decir, el índice que suma los asuntos pendientes y los registrados y los divide entre los resueltos, fue de 2,36 en la Comunitat Valenciana, frente a la media nacional de 2,26.

Por áreas, fue la contencioso-administrativa la que registró mayor sobrecarga, con una tasa de 4,61, la mayor de todo el territorio nacional, mientras que, por provincias, Castellón fue la primera en congestión de asuntos, con una tasa de 2,54, frente a 2,51 de Alicante y 2,16 de Valencia.

Los registros fueron similares en la tasa de pendencia, esto es, el cociente entre los asuntos pendientes y los resueltos en el segundo trimestre de 2016.

En este sentido, la valenciana es la tercera autonomía en cuanto a asuntos pendientes, con una tasa de 1,37, y todas las jurisdicciones a excepción de la civil superan la media nacional de asuntos pendientes, siendo la contencioso-administrativa la que mayores niveles alcanza, con una tasa de pendencia de 3,84.

Por otra parte, el informe muestra que los juzgados valencianos registraron en el segundo trimestre de 2015 la tasa más alta del país en resolución de asuntos judiciales, esto es, la relación entre el volumen de ingreso y la capacidad de resolución.

En concreto, la tasa de resolución en los juzgados de la Comunitat fue de 1,13, por encima de la media nacional que se situó en 1,08.

Por jurisdicciones, fueron civil y contencioso-administrativa las que registraron mayor índice de resolución, con tasas de 1,19 y 1,23, respectivamente, mientras que las cuatro jurisdicciones superaron el índice 1, lo que significa que se resolvieron más asuntos de los que ingresaron.

Por territorios, Castellón fue la tercera provincia a nivel nacional con un índice de resolución mayor, 1,20, por detrás de Ávila y Segovia, mientras que Valencia registró un 1,13 y Alicante, 1,11.

Por lo que respecta a la tasa de litigiosidad, los órganos judiciales valencianos registraron 35,33 asuntos por cada mil habitantes, una cifra que supera la media nacional, que fue de 34,2.

En concreto, la de Valencia fue la única provincia que superó la media nacional en cuanto a litigiosidad, con un índice de 34,36, frente a Alicante con un 32,15, y Castellón con una tasa de 30,86, y por jurisdicciones, la penal alcanzó registros más elevados, con una tasa de 19,5.