Las Provincias

Valencia, 19 oct (EFE).- Agentes de la Policía Local de Alberic (Valencia) han detenido a una mujer, vecina de la localidad, acusada de "abandono de familia y desobediencia y resistencia grave a la autoridad", por presuntamente dejar a su hija de cuatro años en un coche cerrado mientras ella se encontraba en un bar.

Los hechos se produjeron alrededor de las 23 horas de ayer, cuando dos agentes se desplazaron hasta las inmediaciones de la avenida de la Muntanyeta tras ser avisados por los vecinos de que una niña de entre cuatro y cinco años pedía socorro desde el interior de un vehículo cerrado pero con una ventana abierta, según ha informado el Ayuntamiento de Alberic en un comunicado.

Los policías se dirigieron al lugar, sacaron a la menor del vehículo y constataron en su parte oficial que la niña podría haber sufrido un atropello en el caso de querer salir por su propio pie en la búsqueda de algún familiar.

Tras casi media hora de búsqueda, los agentes localizaron a la madre de la menor en un bar, que se encontraba a cincuenta metros de distancia, con evidentes signos de embriaguez.

La mujer intentó abandonar la zona conduciendo su propio vehículo, pero los policías le informaron de que si pretendía coger el coche debía someterse a las pruebas de alcoholemia, a lo que contestó con palabras "groseras y ofensivas", indican las mismas fuentes.

Por ello, tras separar a la madre de la menor "para que no presenciase una situación desagradable", los agentes detuvieron a la mujer y la acusaron de abandono familiar de una menor de edad y de desobediencia a la autoridad, ante la que, además, se negó a identificarse, por lo que solo una vez detenida y trasladada a las dependencias policiales se consiguió identificarla verbalmente.