Las Provincias

Valencia, 19 oct (EFE).- Una consultoría solicitada por la actual dirección del Palau de la Música de Valencia ha detectado la existencia de departamentos innecesarios y puestos carentes de contenidos, al tiempo que propone la elaboración de un plan estratégico para establecer las prioridades del auditorio.

La concejala de Cultura y presidenta del Palau de la Música, Glòria Tello, y el director del Palau, Vicent Ros, han presentado hoy el resultado de la consultoría de la empresa Altair, efectuada desde el mes de marzo, a 73 puestos de trabajo del personal administrativo del Palau de la Música.

Glòria Tello ha explicado que se había encargado el estudio "para mejorar la gestión y el rendimiento, y ya nos han llegado los resultados. Queremos ser completamente transparentes y es por ello que la presentamos hoy".

A la presentación han acudido también el subdirector de Gestión del Palau, José Manuel García, y el jefe de Recursos Humanos, Ignacio Rosat.

Rosat ha explicado que la consultoría "se ha hecho con las premisas de la revisión de la arquitectura organizativa, el estudio del dimensionamiento de áreas y departamentos, análisis de las funciones y responsabilidades bajo los criterios de economía, eficiencia y eficacia, y el estudio de las contrataciones externas".

Ha detallado también las recomendaciones y sugerencias de mejora para solucionar las deficiencias que ha detectado la empresa, como elaborar "un plan estratégico con su cuadro de mando general, y desarrollar un manual de funciones y responsabilidades que describan los puestos de trabajo, porque existen puestos carentes de contenido".

La consultoría afirma que "algún departamento es innecesario y establece la amortización de determinados puestos de trabajo después de la jubilación, y ofrece una relación de puestos excedentarios por no considerase necesarios en la actual estructura del Palau".

La empresa ha sugerido elaborar un registro de personal, con un sistema de archivo de los contratos, implantar un sistema de evaluación del ejercicio e introducir un plan de cobertura de nuevos puestos, como el de técnico en prevención de riesgos laborales o documentalista, y la necesidad de aprobar reglamentos internos específicos.

Rosat ha explicado que la consultoría ha aconsejado la externalización parcial de las funciones de determinados departamentos, la reestructuración de los mismos, flexibilización de horarios, mejorar el software de gestión, renovar materiales técnicos y la conveniencia de contar o suprimir contrataciones externas.

Respecto a los plazos para acometer las acciones de mejora, Rosat ha dicho que "lo primero que tenemos que hacer es solucionar lo más apremiante, que es el apartado de prevención y seguridad, con el plan de autoprotección, plan de prevención de riesgos laborales y el organigrama preventivo, y después continuaremos por orden de urgencia".

La presidenta ha manifestado que las actuaciones fundamentales "son, por una parte, hacer un reconocimiento a nuestros trabajadores, porque son el alma de este auditorio y sin ellos el Palau no sería lo que es".

Ha añadido que "por otra, con esta herramienta de trabajo queremos mejorar la gestión del Palau, que los últimos años ha sido nefasta" y ha declarado que "hemos demostrado que un gobierno de izquierdas hace las cosas bien y con absoluta transparencia".

Vicent Ros ha manifestado la intención de optimizar los recursos, "después analizar las carencias y consensuar con los trabajadores y la dirección, para tomar las decisiones oportunas".

Ha añadido que lo más importante es "reestructurar algunos departamentos e impartir la formación necesaria al personal, para optimizar todos los recursos disponibles y que se adapten al Palau de futuro que todos queremos y deseamos".