Las Provincias

Valencia, 19 oct (EFE).- El sindicato CCOO PV ha denunciado hoy que la Conselleria de Sanidad "no considera el cáncer de mama como enfermedad grave" y que denegó un permiso de tres días a un trabajador por la operación de su esposa por este motivo.

Según un comunicado del sindicato, la Conselleria de Sanidad ha denegado el permiso solicitado por un trabajador del Centro de Transfusiones de Valencia para atender a su esposa que iba a ser intervenida de un cáncer de mama, y únicamente le concedió permiso por el tiempo indispensable que durase la intervención.

Fuentes de la Conselleria de Sanidad han informado a EFE de que el pasado viernes se acordó con el sindicato la celebración de una próxima reunión para dar una "solución definitiva y global" a estos casos y abordar la posible modificación del Decreto de permisos y licencias.

Las fuentes han reconocido que este Decreto es "muy rígido en ocasiones" y no permite dar "la flexibilidad que merece", por eso desde la Dirección General de Recursos Humanos y Económicos se acordó celebrar un encuentro, en un "plazo breve de tiempo", para resolverlo.

Desde el sindicato han criticado que la dirección del centro alegó que, aunque se trataba de una intervención de cirugía mayor, esta se iba a realizar en una Unidad de Cirugía sin ingreso.

El trabajador recurrió esta decisión a la Dirección General de Recursos Humanos que desestimó su solicitud, a pesar de que acreditó con informes médicos que la paciente precisaba de cuidados en el domicilio tras la intervención, han añadido desde CCOO.

El sindicato se ha referido al Estatuto Básico del Empleado Público, que regula en su artículo 48 los permisos que son de aplicación al personal funcionario y estatutario, y que establece "por fallecimiento, accidente o enfermedad grave de un familiar dentro del primer grado de consanguinidad o afinidad, tres días hábiles cuando el suceso se produzca en la misma localidad, y cinco días hábiles cuando sea en distinta localidad."

"La Conselleria de Sanitat considera que el hecho que la intervención quirúrgica se haya llevado a cabo en la Unidad de Cirugía sin ingreso del Hospital La Fe y que la consideración de enfermedad grave es un concepto interpretativo son argumentos suficientes para denegar el permiso", han denunciado.

"Resulta lamentable que una Conselleria que se considera progresista y abanderada de la Igualdad efectiva entre hombres y mujeres, ponga trabas a sus empleados para el ejercicio de sus derechos a la conciliación, sobre todo en situaciones tan sensibles como son los casos de enfermedad grave", han concluido.