Las Provincias

Valencia, 18 oct (EFE).- Valencia acogerá del 25 al 27 de noviembre las jornadas "Euro-Mediterráneo de Solidaridad con las Personas Refugiadas SOLIMED", que unirán a autoridades públicas y organizaciones de la sociedad civil de las ciudades-refugio del Mediterráneo que trabajan con personas refugiadas.

Así lo ha anunciado el alcalde de Valencia, Joan Ribó, durante la celebración hoy, en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas, del encuentro Solidacities, en el que Ribó ha estado acompañado por el concejal de Cooperación al Desarrollo y Migración, Roberto Jaramillo, según un comunicado del consistorio.

En SOLIMED, las organizaciones y administraciones participantes podrán coordinar sus acciones de prevención, denuncia y acción en casos de vulneración de los derechos humanos en un encuentro que "dará continuidad" a Solidacities y "alzará la voz de las organizaciones que trabajan sobre el terreno con las personas refugiadas".

"Pretendemos que SOLIMED sea un encuentro de la sociedad civil, las instituciones y el mundo académico, un encuentro con contenido y conclusiones que continúe el camino que ya estamos abriendo", ha afirmado Ribó, para quien la cita "dará voz a aquellos a los que menos se está escuchando" a las organizaciones y a los países del sur del Mediterráneo.

En su intervención en Solidacities, Ribó, "como europeísta", ha manifestado la "vergüenza" que siente "desde hace meses", por "el silencio y la dejación de las instituciones, y por el acuerdo con Turquía", que ha caracterizado como "un atropello a todos los principios rectores de Europa".

El alcalde de Valencia ha defendido los "valores fundacionales" de Europa, de "respeto a la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho, respeto a los derechos humanos, pluralismo y no discriminación".

"Estos valores fueron fruto de un acuerdo que nos autoexigimos después del episodio más oscuro de nuestra Historia, y la memoria nos obligaba a no repetir errores, a no poner ante los derechos humanos, el egoísmo más miope", ha continuado el alcalde.

En su intervención, Ribó ha asegurado que los valencianos son "trabajadores, solidarios, alegres, luchadores y comprometidos", y que "viven en una ciudad multicultural", que aspiran a que "sea de igualdad de derechos para todos, sin importar de donde vengan".

"Fuimos una ciudad de emigrantes y volvemos a serlo, fuimos una ciudad de acogida y queremos volver a serlo, porque no olvidamos, porque tenemos memoria", ha reivindicado.

A su juicio, "la mal llamada crisis de los refugiados" es "una crisis de valores para Europa", por lo que ha instado a las instituciones y a los dirigentes europeos "que estén a la altura de los valores por los cuales dicen regirse".

"Hace más de un año, la ciudad de Valencia se constituyó como ciudad refugio, solicitó, junto a la Generalitat, un barco para hacer la travesía desde Lesbos hasta Valencia para evitar las penalidades de la travesía de los Balcanes, y decidió destinar el Veles i Vents para facilitar la bienvenida de los refugiados y derivarlos de allí a los lugares donde alojarse", ha recordado.

Ribó ha lamentado que, pese a que el Ayuntamiento ha abierto una partida de 200.000 euros y una web para coordinar la solidaridad ciudadana, "las fronteras han continuado cerradas", si bien se ha trabajado con organizaciones, se ha llegado a acuerdos con bancos e inmobiliarias y se ha atendido a personas refugiadas que han llegado de forma irregular.