Las Provincias

Valencia, 18 oct (EFE).- La consellera de Sanidad, Carmen Montón, se ha reunido con especialistas oncológicos y asociaciones de pacientes en vísperas del Día mundial de lucha contra Cáncer de Mama para mejorar la actuación ante una sospecha mediante un circuito oncológico rápido en todos los hospitales.

Al concluir el encuentro, Montón ha explicado que aunque ya hay una actuación prioritaria en este tipo de tumores, "queremos que esa confirmación diagnóstica, esa primera visita, se haga mediante un circuito rápido para toda la Comunitat Valenciana mediante un protocolo unificado y estándar en todos los departamentos de salud".

El objetivo del protocolo es "eliminar la angustia y la incertidumbre que sienten muchas mujeres cuando reciben esa primera sospecha y después durante el tiempo que tardan hasta la confirmación", según Montón.

La consellera ha recordado la importancia del cribado de cáncer de mama, que es "el tumor más frecuente en las mujeres, pero el pronóstico nos muestra que estamos mejorando gracias al diagnóstico precoz y a la mejora de tratamientos ya que en el primer años hay una supervivencia del 96%".

El año pasado más de 230.000 mujeres participaron en este cribado de cáncer de mama en la Comunitat, lo que "ha ayudado a tener un diagnostico precoz y poder actuar de manera más rápida contra el cáncer".

A la reunión han asistido representantes de la Asociación Española contra el cáncer y la jefe del servicio de Oncología del Hospital Clínico, la doctora Ana Lluch, quien ha informado de que "se están diagnosticando tumores mucho más pequeños en estadios mucho más iniciales y que vienen directamente remitidos por estas unidades de cribado".

Sin embargo, ha recordado que "antes de los 45 años y después de los 70, que son las edades que engloba el programa de cribado, puede haber sospecha de un cáncer de mama" y que esas mujeres tienen que tener "acceso a los hospitales públicos y este programa homologará que todos los hospitales tengan una vía de acceso más rápido".

Ha añadido que el objetivo es que todos los departamentos de salud de los centros de la medicina pública tengan esta acogida y este acceso rápido al especialista y al diagnóstico "para poder quitar la angustia" tras recordar que en la Comunitat, las mujeres que pueden tener un diagnóstico son alrededor de 1.500.

La oncólogo médico del Hospital General, la doctora Vega Iranzo, que también ha participado en la reunión, ha declarado que "hay un compromiso desde toda la unidad funcional del cáncer de mama, integrada por los distintos especialistas, en que la paciente tiene que ser atendida lo antes posible para disminuir toda la ansiedad".

"Si los clínicos estamos todos implicados, la atención será mucho antes y desde el punto de vista multidisciplinar todos opinamos del caso y planificamos el mejor tratamiento desde el minuto uno que entra en el circuito rápido, incluso la que se escapa y llega desde atención primaria", ha afirmado.

Además, ha informado de que el protocolo garantiza que el médico de atención primaria "no se sienta solo y desatendido, ya que hay un contacto directo telefónico, por fax y por email para que la paciente, nada mas ser vista en consulta, entre en el circuito para hacer un diagnostico y planear la mejor estrategia terapéutica posible".