Las Provincias

Peñíscola , 18 oct .- Los dieciseisavos de final de la Copa del Rey de fútbol sala depararán un duelo provincial entre el Bisontes FS de Castellón y el Peñíscola FS, que se disputará este miércoles, 19 de octubre, a las 20:45 horas en el Ciutat de Castelló, con la presencia de más de 100 aficionados peñiscolanos.

Bisontes Castellón volverá a sonar a Primera División más de 20 años después y es que la provincia castellonense volverá a revivir los años dorados del antiguo Playas de Castellón, tres veces campeón de Europa a principios del Siglo XXI y que, actualmente, milita en la Segunda División B del fútbol sala nacional.

Es por ello que Albert Canillas 'Cani', entrenador del Peñíscola RehabMedic, aseguraba en la previa que es emotivo escuchar, de nuevo, el nombre de un histórico de nuestro deporte y coincide, junto a Manuel Collado 'Manolín' -técnico de los de la Plana- que este duelo provincial es "una oportunidad única para despertar, otra vez, la ilusión del fútbol sala en Castellón".

Sin embargo, el encuentro no será de carácter amistoso puesto que se trata de una eliminatoria de Copa del Rey a partido único, por lo que quien pierda quedará apeado de una competición en la que los de la capital castellonense ya han superado algún escollo.

Así, el equipo de Manuel Collado se mide a un Primera División después de deshacerse del Elche CF, en el Ciutat de Castelló, en un encuentro donde los locales siempre fueron por delante en el marcador y que dominaron de principio a fin, pese a que los ilicitanos participan en la categoría de plata.

Aún así, y debido al potencial de Bisontes con una plantilla diseñada para lograr el ascenso, Cani no va a permitir concesiones ni licencias en un choque que tiene su precedente en esta presente pretemporada, cuando el Peñíscola RehabMedic se desplazó hasta el Pabellón de la Plana para disputar su segundo amistoso, en el que lograron un triunfo por 1-5.

Con la única duda de si podrá Marquinho, finalmente, podrá debutar con los peñiscolanos en partido oficial, el técnico catalán cuenta con todos sus hombres para tratar de asaltar el Ciutat de Castelló.