Las Provincias

Elche , 18 oct .- Pedro Sánchez, centrocampista del Elche, afirmó este martes que deben pulir algunos detalles de su juego para encontrar la deseada regularidad en el campeonato.

El conjunto ilicitano está alternando resultados positivos y negativos a lo largo de la competición, por lo que tras la victoria de la pasada en Zaragoza se le abre la posibilidad la próxima jornada ante el Córdoba de consolidar su recuperación.

"Tenemos que pulir detalles para encontrar la regularidad y no tener esos altibajos", afirma el jugador aspense, quien calificó el triunfo en La Romareda como "muy importante", ya que recordó que el Elche llegada al partido en una racha negativa.

Pedro admitió que uno de los aspectos que el Elche debe mejorar es el de los partidos como local y lamentó "haber dejado escapar" varios puntos en el Martínez Valero. "Hay que volver a ser fuertes", dijo el centrocampista, quien añadió que "ya no vale la pena mirar atrás".

El jugador restó importancia a los pitos que recibió la pasada jornada en Zaragoza, donde jugó dos años, y se limitó a señalar que "lo dejé todo por ese equipo, pero respeto la decisión del público".

"Parece que me echaban la culpa (de no lograr el ascenso), pero estoy tranquilo y orgulloso de haber defendido esa camiseta", apostilló.

La próxima jornada, Pedro Sánchez se enfrentará al Córdoba, otro de sus ex equipos con el que logró el ascenso a Primera. "Espero un partido bonito y difícil, como todos, porque cada semana es una batalla", comentó.

"Lo único que me preocupa es que nosotros estemos bien y no tengamos esos altibajos que nos han costado muy caro", comentó al ser cuestionado por el rival de la próxima jornada.

El jugador dijo estar satisfecho con su nuevo rol en el equipo, más sacrificado en tareas defensivas, y se mostró ambicioso al señalar que a pesar de que las cosas le están yendo bien "quiero seguir creciendo y sumando cada semana".

Por último, Pedro Sánchez pidió la ayuda de la afición ilicitana, ya que recordó que todos unidos "vamos a estar mejor y más cerca de nuestro objetivo".

"Hemos perdido dos partidos en casa y eso no le agrada al público, pero trabajamos cada día para intentar que el Martínez Valero sea un fortín", sentenció.