Las Provincias

Valencia, 18 oct (EFE).- La lluvia que ha caído a primera hora de la mañana en Valencia ha provocado retenciones en varias carreteras, especialmente de entrada a la capital, y que han alcanzado los 9 kilómetros en la CV-35 en Burjassot y los 7 en la pista de Silla (V-21).

Según ha informado a EFE la Dirección General de Tráfico (DGT) las retenciones se han iniciado entre las 7.30 y las 8.00 horas y en estos momentos tan solo quedan unos 3,5 kilómetros de retención en la CV-35 a la altura de Burjassot, debido también a un accidente que ha obligado a cortar el carril central hacia Valencia.

En la misma vía, CV-35, pero en sentido contrario de salida de Valencia, también se han originado colas de unos 3,5 kilómetros, a consecuencia de la lluvia y la avería de un vehículo.

Las retenciones también han llegado a 4 kilómetros en la CV-36 en dirección a Valencia, mientras que un accidente, unido a la lluvia, ha contribuido a formar colas de 5 kilómetros en la A-7 en Ribarroja sentido a Barcelona.

Ello, a su vez, ha provocado 2 kilómetros de retención en la CV-36 en Torrent en dirección a la A-7, según han destacado las mismas fuentes.

Igualmente, se han producido varios kilómetros de retención en la N-220 del aeropuerto de Manises a la V-30 en Paterna, en la CV-30 en Paterna, en la V-21 desde Alboraia a Valencia, en la V-30 en Xirivella y en la A-3 de entrada hacia la capital.

Fuentes de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) han informado a EFE de que en Valencia las precipitaciones de las últimas veinticuatro horas han recogido 7,5 litros por metro cuadrado, aunque en Manises han llegado a 11 litros por metro cuadrado.