Las Provincias

Valencia, 18 oct (EFE).- El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, ha afirmado hoy en Valencia que las obras del Corredor Mediterráneo "están en un grado de avance elevado de ejecución", y que el Gobierno "está haciendo todos los esfuerzos para que sea una realidad lo antes posible".

Gómez-Pomar ha hecho estas declaraciones durante su intervención en la jornada empresarial organizada por Editorial Ecoprensa con motivo del décimo aniversario de elEconomista.es, en torno a "Valencia, motor del Corredor Mediterráneo", celebrada en la sede de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) y que ha contado con la presencia del conseller de Economía, Rafael Climent.

"Estoy convencido como el que más de la importancia del Corredor, y estamos haciendo todos los esfuerzos desde el punto de vista económico y el mayor impulso para que sea una realidad lo antes posible", ha afirmado Gómez-Pomar, aunque no ha avanzado plazos.

Según ha explicado el secretario de Estado, hasta 2012 no hubo una estrategia de Corredor Mediterráneo y ha recordado que el Gobierno asignó entonces y hasta 2016 un presupuesto de 6.350 millones de euros para su ejecución.

Ha señalado asimismo que existe un problema de "conexión en ancho internacional" que "se está enfocando y llevando adelante, pero si vemos el contextos de movilidad de mercancías y pasajeros intermodal la situación de España no es de una isla".

Según Gómez-Pomar, de haber establecido en ancho internacional todo el Corredor Mediterráneo "estaría hecho en diciembre de 2015", una operación "no excesivamente complicada, lo que es complicado es desarrollar destinos en tercer hilo, y está suponiendo un esfuerzo tecnológico más complejo que la instalación del ancho internacional".

Sobre la situación de las obras, ha informado de que todos los trabajos "están en marcha", y está previsto restablecer los servicios de Cercanías entre Castellón y Valencia en noviembre y que la conexión en alta velocidad hasta la capital castellonense sea una realidad en el primer trimestre de 2017.

En declaraciones a los periodistas tras su intervención, respecto al túnel pasante del Corredor Mediterráneo a su paso por Valencia, el secretario de Estado ha asegurado que hay un compromiso del Gobierno central para acometer esta obra, pero ha precisado que la definición del proyecto depende de otras obras previas que se está discutiendo en la sociedad Valencia Parque Central Alta Velocidad.

Ha indicado asimismo que habrá también que esperar a ver "cómo quedan las obras de integración de la estación de alta velocidad con la estación tradicional", si se lleva adelante un soterramiento.

"Estamos con toda la voluntad de colaboración con la Generalitat y el Ayuntamiento para definir cómo se llevan adelante todas las obras del Parque Central, de la estación, y a partir de ahí acometer el túnel", ha agregado, pero hasta que no se resuelvan cuestiones previas "no hay manera de definir el proyecto más allá del estado actual".

Sobre la polémica por que no se incluyera este proyecto en la propuesta que se presentó en Bruselas, ha manifestado que no se hizo porque "no era una reunión para definir proyectos".

Respecto a la petición de la Generalitat de que el Estado transfiera a la Comunitat los trenes de Cercanías, Gómez-Pomar ha manifestado que en este momento "el criterio es que las obligaciones de servicio público las está prestando el Estado a través de Renfe".

En la apertura de las jornadas ha intervenido también el conseller de Economía, quien ha lamentado que la "arbitrariedad de algunos gobernantes" haya llevado a la Comunitat a la situación actual en cuanto a infraestructuras, "más de una década perdida que hay que recuperar", y que espera que "la voz de los valencianos sea escuchada" en Madrid.