Las Provincias

Valencia, 18 oct (EFE).- Las obras de rehabilitación en la antigua fábrica de Bombas Gens de Valencia han sacado a la luz una bodega completa de 39 metros cuadrados de finales del siglo XV o principios del XVI, que la Fundación Per Amor a l'Art, propietaria del espacio, abrirá al público y a los visitantes.

"Nos la hemos encontrado completa, con sus paredes, suelos, bancos, bóveda e incluso una pequeña balsa de recogida. En una esquina ha aparecido también una tinaja prácticamente entera", ha explicado la arqueóloga del proyecto, Paloma Berrocal, en un comunicado de la fundación.

Se estima que la bodega pertenecía a una alquería, conocida entre el vecindario como "La Casa de Comets", y que era utilizada para producir y almacenar vino y aceite para su autoabastecimiento.

Según Berrocal, la casa fue derribada en el siglo XVII y parte de los restos de las plantas superiores quedaron encapsulados en el interior de la bodega, lo que resulta "de agradecer desde el punto de vista arqueológico, ya que facilita en gran medida el trabajo de interpretación de los restos".

En el interior de la bodega han aparecido asimismo vajillas, cerámica de cocina y azulejos de los pavimentos originales, entre otras cosas.

En concreto, los azulejos hallados coinciden con los que en la actualidad se encuentran en la centenaria Alquería de Barrinto, muy próxima a Bombas Gens, aunque estos últimos son una reproducción.

La directora de la Fundación Per Amor a L'Art, Susana Lloret, ha adelantado que la fundación está "estudiando el modo de integrarlo en el proyecto", si bien ha asegurado que quiere "que esté abierto al público y que sea visitable".

"También sería deseable establecer una conexión con el resto de edificios históricos de la zona y que formara parte del itinerario histórico", ha añadido Lloret.

La antigua fábrica de Bombas Gens será la sede de la Fundació Per Amor a l'Art, que ha desarrollado un proyecto que contempla la creación de un centro de arte moderno y contemporáneo dirigido por Nuria Enguita que ocupará las cinco naves principales.

Además, se levantará un edificio integrado en el conjunto que comprenderá un centro de día de apoyo convivencial para niños de 6 a 16 años del barrio en riesgo de exclusión social, y el Centro de Coordinación del Equipo Wilson, dedicado a la investigación y divulgación de la Enfermedad de Wilson.