Las Provincias

Valencia, 30 may (EFE).- El mundo del circo y su estética enmarcan la novena edición de la noche comercial abierta de Valencia, que tendrá lugar este jueves entre las ocho de la tarde y la medianoche y que contará con actuaciones de magia y música.

A la iniciativa, apoyada por el Ayuntamiento y Turismo Valencia, se han sumado este año unos 250 comercios del centro de la ciudad, situados en las calles comprendidas entre la plaza del Ayuntamiento, la calle Ruzafa, la plaza Porta de la Mar y la gran vía del Marqués del Turia, con la calle Colón como eje central.

Según fuentes municipales, de la animación circense se encargará la compañía Dinamic, cuyos más de 30 acróbatas ofrecerán su repertorio por las calles de la zona.

Asimismo, en los cruces se instalarán casetas con atracciones, donde también se efectuarán sorteos y los visitantes podrán hacerse fotos con temática circense.

Actuaciones musicales, sesiones de música electrónica y degustaciones gastronómicas completarán el programa de actividades de esta novena edición de la noche de las compras.

El concejal de Comercio, Carlos Galiana, ha calificado la bautizada como "Valencia Shopening Night" como "una oportunidad única para conocer los pequeños comercios del centro de la ciudad de una forma distinta, relajada, viviendo la experiencia de la compra como algo divertido y cordial y disfrutando del trato directo con el vendedor, algo que solo puede darte el pequeño comercio".

Galiana se ha referido, además, al éxito de iniciativas como el recientemente celebrado Palo Market Fest, para invitar a los ciudadanos a "salir a la calle y vivir todos los actos de animación, música y circo que acompañarán a esta noche de compras".

La organización de la Valencia Shopening Night corre a cargo de la Confederación de Empresarios del Comercio Valenciano, cuya presidenta, Isabel Cosme, ha subrayado que la iniciativa ha sido "un éxito prácticamente desde la primera edición, y son los comercios los que la han hecho posible y la mantienen en funcionamiento".

En este sentido, desde la patronal prevén que se igualen las cifras de asistencia a las de las últimas ediciones, en las que participaron unas 60.000 personas.

La noche de las compras contará con una faceta solidaria, pues todos los comercios participantes contribuirán con el 5 % de las ventas a la Fundación Pequeño Deseo, dedicada a hacer realidad los deseos de niños con enfermedades graves.

Cosme ha remarcado la vertiente social de la Valencia Shopening Night: "Hemos programado visitas y acciones promocionales dedicadas a los autores de blogs más conocidos y los creadores más seguidos de la red de fotografía Instagram, buscando ampliar el eco de la iniciativa entre los más jóvenes".