Las Provincias

Valencia, 16 feb (EFE).- El Círculo de Bellas Artes de Valencia reclama apoyo institucional y empresarial para poder solucionar su difícil situación actual, ya que la deuda de 1,5 millones de euros que tiene por su sede le impide mantener sus actividades si no registra un incremento de los ingresos.

El Círculo ha expuesto hoy la situación por la que atraviesa y las acciones y posibles soluciones que plantea la nueva junta directiva desde los ámbitos financiero, sociocultural y patrimonial.

Esta institución tiene una deuda de 1,5 millones que recae en el edificio hipotecado de su sede, y en el estado actual, es imposible mantener las actividades salvo que haya un incremento de los ingresos.

La situación se agrava por la imposibilidad de recibir subvenciones mientras estén pendientes las deudas con la Seguridad Social e IBI.

El Círculo se plantea la cancelación de las deudas institucionales que impiden acceder a subvenciones, y cree fundamental intentar que se implique el entorno artístico y empresarial en el rescate y renovación del proyecto, así como lograr el apoyo institucional (Ayuntamiento, Conselleria y Diputación) vía subvenciones y cesión de un espacio adecuado para el desarrollo de las actividades, o la venta del inmueble y traslado a otras dependencias proporcionadas por la administración.

Ha habido contactos institucionales "con sensaciones muy positivas", aunque sin nada concreto, con la Conselleria de Cultura, el Ayuntamiento de Valencia y la Diputación de Valencia, según han informado en un comunicado.

Además, existen diversas ofertas de compradores del edificio que permitirían saldar deudas y empezar una nueva etapa, "supeditada a un apoyo institucional en forma de cesión de espacios", añaden.

Otra medida que se está planteando es encontrar apoyos de carácter empresarial para el patrocino, y también es necesario incrementar el número de socios.

En el campo sociocultural el Círculo se plantea potenciar las actividades logrando una mayor integración en el entramado sociocultural de la ciudad mediante un planteamiento actual tipo "espacio cultural", en el que manteniendo las actividades tradicionales como talleres o subastas, se potencien otras actividades nuevas o que han sido abandonadas.

Entre ellas activar premios artísticos, charlas y conferencias, la colaboración con las universidades, museos o galerías, así como con agrupaciones culturales ligadas al arte.

En este sentido, se ha anunciado la colaboración con el Patronato Martínez Guerricabeitia en la realización de una exposición de homenaje a Michavila.

Se está contactando con diversas agrupaciones culturales con la concreción de diversos proyectos, entre ellos la cesión de espacios para las actividades de la asociación Clave de críticos literarios; la cesión de espacios para tertulias artísticas en Culturarte; la integración en el circuito de Valencia Ciutat Oberta o la creación del Premio de pintura Círculo de Bellas Artes

De forma paralela se ha desarrollado un convenio con la Universitat Politècnica de València para la presentación de proyectos de fin de grado y fin de máster por parte de los estudiantes.

El Circulo abrirá al público dos nuevos espacios: "Espaillum" situado en el sótano de la sede, donde la luz va ser el elemento de creación, y "Espaiimatge" un espacio dedicado íntegramente a las producciones audiovisuales actuales.

En marzo inaugurará la exposición "Retrato contra Retrato", un diálogo colectivo donde el siglo XIX se enfrentara a las creadoras de los siglos XX y XXI.

Todos estos espacios están abiertos a la colaboración, según el Círculo, que señala que la dirección artística del Círculo (Aurelio Domenech y David Pons) junto con su equipo de asesores evaluarán las propuestas que se presenten.

El Círculo de Bellas Artes de Valencia atesora una colección de unas 200 obras de arte de pintura, dibujo y escultura de Sorolla, Pinazo, Benlliure, Benedito, Pons Arnau o Tuset, con representación de los artistas valencianos más importantes de finales del siglo XIX y XX.