Las Provincias

Valencia, 31 ago (EFE).- La Plaza de la Virgen de Valencia ha acogido hoy una concentración en la que, bajo el lema "Ni un día más sin derecho universal a la salud", se ha reclamado la retirada del Real Decreto de la reforma sanitaria que entró en vigor hace dos años y que se indemnice a las personas afectadas.

El acto ha sido convocado por la Mesa de Entidades de Solidaridad con los Inmigrantes y el Observatorio del Derecho Universal a la Salud en la Comunitat Valenciana (Odusalud), que han destacado que esa reforma ha dejado sin atención sanitaria a 78.000 personas en la Comunitat, de las que solo 3.500 han podido acogerse al Programa valenciano de protección de la salud.

Los participantes han reclamado la eliminación "inmediata" de ese Real Decreto "inhumano" y la indemnización a todas las personas que han visto "vulnerados sus derechos fundamentales" y han puesto su vida en riesgo.

El portavoz de la Mesa de Entidades de Solidaridad con los Inmigrantes, José María Toribio, ha señalado a EFE que desde el primer día de la entrada en vigor de esa normativa están pidiendo la eliminación de una medida que ha generado la "exclusión de inmigrantes" y que "atenta contra derechos humanos".

Ha precisado que Real Decreto se hizo "con la excusa de ahorrar costes", pero "no se ha abaratado nada y ha sacado del sistema de protección a miles de personas", ya que además de las personas que se han quedado sin tarjeta sanitaria hay otras en situación de riesgo que no van al médico por miedo a que les facturen los servicios.

Toribio ha reclamado a la Conselleria de Sanidad una respuesta ante esta situación, y ha alertado de que "las medidas intermedias no sirven: o la sanidad es universal, o el sistema no funciona".