Las Provincias

Valencia, 18 jul (EFE).- El artista colombiano Willy Ramos expone en el Centro del Carmen, desde hoy y hasta el próximo 28 de septiembre, la muestra "La memoria del color", compuesta por 45 óleos, dibujos y esculturas de madera y hierro seleccionados de entre sus creaciones más recientes.

Según ha explicado el propio artistas en rueda de prensa, la exposición recoge su "esencia colombiana", pero también su parte más valenciana, con el color como "hilo conductor".

"Todo está vivo, ya que todo despide energía", y aunque "hay bastantes cosas en blanco y negro, yo las veo, sin embargo, llenas de color".

"El espectador tiene que poner mucho de su parte" a la hora de visitar la exposición, según asegura, porque de lo contrario "puede ver únicamente un amasijo de hierros", y recomienda del mismo modo, que se lean sus obras como si fueran novelas, ya que "intentan contar una historia".

El artista, que prepara esta muestra desde hace aproximadamente un año para celebrar su 60 cumpleaños, rechaza calificarse como "maduro", aunque asegura que se siente "un artista asentado".

Asimismo, ha recordado con ilusión su etapa de formación en la Escuela de Bellas Artes de Valencia, que se encontraba ubicada en ese momento en el mismo lugar que acoge ahora esta nueva exposición.

También ha explicado que "esencialmente" se siente un dibujante, y que aunque empezó a hacer esculturas "como en broma", hasta el momento ha concluido unas 70.

"Cada formato posee unas características concretas, los cuadros son más mentales, las esculturas más para tocar y sentirlas", explica.

Preguntado por sus influencias, asegura que "Velázquez está siempre en todos los pintores del siglo XX, ya que todos queremos hacerle un homenaje".

Además, ha resaltado también la importancia del cubismo en la pintura del siglo pasado, y afirma que cuando pinta "es algo que va saliendo, que lo llevas dentro", y que por ello, se plasma en sus obras.

Por otra parte, el colombiano reconoce que en algunos de los cuadros "pueden verse paisajes que recuerdan al jardín botánico de Valencia o las playas del Saler", pero que nunca pierde la esencia de su tierra, y que su arte tiene también una influencia del pensamiento oriental, de "la esencia taoísta".

En general, declara, que le gusta que sus obras "desprendan felicidad, pero debajo de cada una de ellas hay una gran estructura, con muchas horas de trabajo detrás", ya que afirma que "sin trabajo no hay nada" y que "la inspiración no existe".

A la presentación han acudido el secretario autonómico de Cultura y Deporte, Rafael Ripoll, y el comisario de la exposición, Eduardo Alcalde, que han alabado la figura del artista y su recorrido profesional.