lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 8 / 18 || Mañana 6 / 18 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Un paciente recibirá 50.000 euros de indemnización por una trombosis

tribunales

Un paciente recibirá 50.000 euros de indemnización por una trombosis

En mayo de 2002 fue intervenido en el Hospital de San Juan de Alicante de una rotura de menisco en su pierna derecha mediante la técnica de artroscopia

18.09.12 - 14:04 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha declarado el derecho de un paciente a percibir una indemnización de 50.000 euros porque en mayo de 2002 fue intervenido en el Hospital de San Juan de Alicante de una rotura de menisco en su pierna derecha mediante la técnica de artroscopia, la cual derivó en una trombosis.
La sección segunda de la sala de los contencioso-administrativo del TSJCV ha estimado parcialmente de esta forma el recurso presentado por el afectado contra la desestimación presunta de la reclamación patrimonial interpuesta en 2007 frente a la Conselleria de Sanidad, compareciendo como codemandada una aseguradora.
En su recurso, el paciente solicitaba 200.000 euros de indemnización por daños y perjuicios "por el defectuoso funcionamiento del servicio público sanitario recibido", ya que tras la operación a la que fue sometido en 2002, y tras una serie de pruebas realizadas durante casi dos años ante la persistencia de molestias en la zona intervenida, se le diagnosticó una tromboflebitis crónica.
La sentencia, en sus fundamentos jurídicos, expone que del examen del expediente administrativo se constata que la operación inicial se realizó "sin incidencias, habiendo sido informado el paciente de sus riesgos, entre los que se encontraba la producción de trombos en la pierna" intervenida.
Posteriormente, y en un relato cronológico, se refleja cómo al afectado, debido a la persistencia de molestias en la extremidad operada, se le administraron diferentes tratamientos, como antiinflamatorios, hasta que a los tres meses de la operación, y al haberse extendido los dolores hasta la zona inguinal, el jefe de traumatología aconsejó su ingreso para realizarle pruebas.
Así, los exámenes detectaron varios trombos en la pierna derecha, a la altura del gemelo y en la parte posterior de la rodilla y cara anterior del muslo hasta la zona inguinal, por lo que quedó ingresado en el hospital. En los meses siguientes, y tras nuevas revisiones, se hizo constar que el diagnóstico era el de trombosis venosa profunda, para lo que se le prescribió reposo y la no realización de actividades laborales, además de tratamiento.
Finalmente, en octubre de 2004, después de otros análisis y la práctica de pruebas como un TAC o varios dopler venosos, se concluyó el resultado de tromboflebitis crónica.
Denuncia penal
Ante esta situación, el recurrente formuló denuncia penal, lo que dio lugar a la tramitación de diligencias previas, durante las cuales el hombre fue examinado por un médico forense, quien, en su informe señaló que "dada la evolución desfavorable de la intervención a la que fue sometido, es sin duda una evolución progresiva desfavorable que por la clínica hacía pensar en complicaciones de tipo vascular tipo trombótico".
Además, el facultativo expone que durante las revisiones no se ordenó la práctica de una eco-dopler, que se mandó realizar a los tres meses de la intervención, a lo que apunta que la técnica, "muy sencilla, debió practicarse al principio, nada más ver la desfavorable evolución del proceso".
Igualmente, otros informes médicos elaborados a partir de la denuncia, concluyen que la presente situación no se trata de "mala praxis", dado que el proceso de trombosis profunda es una complicación que se da en este tipo de intervenciones, si bien añaden que "la práctica de la eco-dopler debió solicitarse dos meses antes, puesto que había dolor y había transcurrido un mes desde la operación".
Por su parte, el letrado que representaba a la administración, se opuso a la demanda argumentando que el proceso padecido por el recurrente es una complicación "de las posibles" que se producen por la citada intervención, al tiempo que hizo referencia a la ratificación de los informes que consideraron que no era un supuesto de mala praxis.
Igualmente, la aseguradora codemandada invocó, entre otros aspectos, la prescripción de la acción para reclamar, al entender que se había superado "con creces" el plazo de un año previsto por la legislación aplicable.
Fallo
A la vista de las diferentes posturas, la sala del TSJCV ha considerado "acreditada" la existencia de una "actuación médica negligente, con infracción de la 'lex artis', pues a pesar de ser la trombosis sufrida por el paciente una de las posibles" complicaciones de la intervención por artroscopia a la que fue sometido, "ello en ningún caso exonera al facultativo" para desde el momento "inicial", adoptar las medidas "necesarias" para evitar ese tipo de procesos.
Sin embargo, también ha entendido "oportuno" moderar la cuantía de la indemnización de 200.000 euros solicitada por el recurrente, ya que apunta que "las secuelas que padece son una de las posibles complicaciones" de la operación, por lo que ha fijado dicha cuantía en 50.000 euros, "y todo ello porque a pesar de tratarse de un riesgo posible y previsible, el mismo pudo paliarse de haber tenido una atención médica con mayor premura y diligencia".
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
lasprovincias.es