lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 21 || Mañana 14 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La animación valenciana se anima

cine

La animación valenciana se anima

Largometrajes en ciernes, cortos nominados a los Goya, series y exposiciones programadas en varios puntos de Europa están firmados por creativos de la Comunitat

27.02.12 - 09:48 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Serie de Raúl y Daniel Díez para una empresa de alimentación. (i) / Imagen de la película 'Pos-eso'. / Pablo Llorens con uno de sus muñecos. // Vídeo: Sinsis, de Carmen Lloret
La Biblia asegura que lo primero fue el verbo. Sin él, no hay consciencia de uno mismo, algo que a los hombres les ocurrió hace un par de cientos de miles de años. En el arte, lo primero fue el dibujo. No hace ni un mes que se descubrió que seis pinturas en Nerja (Málaga) podrían tener una antigüedad de 42.000 años, por lo que se considerarían una de las obras de arte más antiguas de la Humanidad. Siempre hay un primero. Hace una semana, 'Arrugas', la película de dibujos basada en el cómic del valenciano Paco Roca, ganó el Goya al mejor guión. Nunca un largometraje de animación había estado nominado en tal apartado. Y ganó. Siempre hay una primera vez. La trama dibujada de 'Arrugas', que también logró el galardón a mejor filme de animación, se impuso a las historias de 'La voz dormida', 'La piel que habito' y 'Katmandú'. Los dibujos del también valenciano Javier Mariscal contó con una nominación en los recién celebrados Oscar a la mejor película de animación por 'Chico y Rita'. Una animación que no es cosa de niños. Ya no. En la Comunitat es algo que se sabe desde hace décadas. Desde aquí se han firmado media docena de cortos ganadores de premios Goya, y otros tantos finalistas, se están produciendo, al menos, dos largometrajes (uno de ellos con participación de una productora estadounidense), se prepara una serie, decenas de cortos que participan en festivales en Portugal, Reino Unido... y un valenciano ha sido protagonista esta misma semana del Festival Anima de Bruselas, uno de los referentes en un sector que hace tiempo que ha dejado de ser cosa de niños.
Una de las primeras personas que decidió apostar en serio por la animación en la Comunitat fue Carmen Lloret, hoy catedrática, y que en los años 80 se peleó en la Universidad Politécnica para dar dignidad a la asignatura de Animación, que actualmente es también materia de un máster.
«Hace unos 15 años que es asignatura. Al principio, en la Facultad de Bellas Artes no había mucho respaldo a esta idea y fue el entonces rector, Justo Nieto, quien apostó por ello. Comenzamos dando clase en formato Super8. La animación puede ser narrativa o experimental, y esta última faceta es la que yo cultivo más, a pesar de que durante mucho tiempo se consideraba como algo para niños o como un entretenimiento», indicó Lloret, que finalizó hace unos meses el corto 'Sinsis', un artístico baile de líneas de colores que flotan y generan una sensación de ingravidez acentuada por una evocadora composición musical. 'Sinsis' tiene citas comprometidas en Reino Unido, Portugal y Australia, entre otros lugares donde podrá verse la creación de Lloret.
También en el plano más experimental y artístico trabajan las hermanas Peris, Rosa y Mercedes. Las gemelas valencianas firman 'Libidinis', un corto que recibió el Segundo Premio en Animainzón '2011, el Festival Nacional de Cine Animación celebrado el pasado mes de octubre. 'Libidinis' ha sido seleccionado en más de diez festivales internacionales.
Báladi, de Rosa Peris

«Tengo animaciones en proyecto, pero lo considero una forma más de expresar el movimiento, que es mi constante objetivo en la creación plástica. Y para dentro de unos meses, preparo una exposición de dibujo», indicó Mercedes, quien no apuesta por el cine pero que cree «muy positivo» el Goya del guión de 'Arrugas'. «En la animación de creación vivimos muy buenos tiempos: gracias a las nuevas tecnologías no es necesario un gran equipo técnico ni mucho dinero para una animación», señaló Rosa, que ha iniciado un proyecto no narrativo «en el que el peso y la ingravidez son los protagonistas».
En el terreno de la ficción animada narrativa, los valencianos no se pueden quejar. No deben. Este año a punto estuvo de colarse entre los nominados a los Goya el último trabajo de Pascual Pérez Porcar. El año anterior sí fue candidata María Trenor. Los nombres de Sam o de Pablo Llorens también son habituales en los galardones. El reconocimiento de su trabajo es constante desde hace años, tanto a nivel nacional como internacional. La actividad no es desenfrenada pero sí es prometedora.
Raúl y Daniel Díez integran Pasozebra, que en 2003 ganó el Goya al mejor corto animación por 'Sr. Trapo' y que poco después impulsaron un Máster de Producción de Animación Infográfica en la Universitat Jaume I de Castellón, un proyecto académico que tuvo que reconvertirse en carrera con motivo del Plan Bolonia.
«Sorprende que en España se estén haciendo una veintena de largometrajes de animación, algo insólito. Quizás estamos ofreciendo precios bajos a inversores y coproductores extranjeros que reciben a cambio un alto nivel de calidad. En otros campos como las series, spots publicitarios e interactivos nos podemos estar encontrando ante una hecatombe», indica Díez, quien indicó que últimamente Pasozebra ha trabajado bien «en publicidad, como con Equipo Actimel, los personajes creados por Daniel/Pasozebra y que están actualmente en más de 18 países. Pero nos hemos centrado a tope en nuestro primer largometraje 'Tikato, The Movie!' a nivel internacional, que cuenta con ayudas valencianas y nacionales, además de ser una coproducción norteamericana con la incorporación de grandes actores de allí».
Buena taquilla
Díez considera que «las inversiones en largometrajes de animación están recogiendo éxitos y mejores resultados de taquilla, lo que las convierte en un producto rentable si el presupuesto es lógico. La gente que hace animación entiende mejor las nuevas tecnologías y está mejor preparada para saber resultados de antemano. La animación tiene una mayor capacidad para traspasar barreras culturales».
Con la plastilina entre las manos habla Pablo Llorens, que prepara un nuevo cortometraje donde mezcla actores reales con muñecos. «Si el proyecto queda todo lo vistoso que espero, quizá dé para realizar una serie de televisión o una película, porque es más rápido que utilizar sólo la plastilina. El proceso se rebaja a tan solo un año, en vez de los tres que cuesta producir un largometraje de pura animación», indica Llorens, para quien los Goyas obtenidos por 'Arrugas' «demuestra que el cómic no es un género menor sino que tiene grandes posibilidades artísticas, y al traspasarlo a la animación se conservan. Nuestra baza, la de los animadores, es la misma que la de Paco Roca, porque 'Arrugas' cuenta con una técnica muy sencilla en comparación con las películas de Pixar ('Toy Story' ), pero la historia es original, se ofrece algo nuevo, y eso es estimulante para todos».
Pablo Llorens

En cualquier caso, la crisis está ahí para todos. Vigilante. También para los animadores, algo que recalca Diana Rodríguez, creadora, junto a Alejandro Cervantes, de la empresa de animación valenciana Hampa Studio, que se consolidó como productora a partir de 2006, cuando recibió el encargo de realizar la serie de 'Fluvi', la mascota de la Expo 2008 de Zaragoza.
«El sector está muy golpeado en general por la falta de inversión privada. Debemos apretarnos el cinturón y confiar en los productos propios. La crisis agudiza los problemas que ya hay, porque el sector audiovisual se ve como una gente que vive del cuento. La inversión privada se ha esfumado y hay que ser creativos, aprovechar el cambio de soportes y las nuevas vías de comercialización. Vivir de la prestación de servicios es pan para hoy y hambre para mañana porque los márgenes de beneficio son estrechos», analiza Diana Rodríguez, para quien los Goyas de 'Arrugas' «son un reconocimiento público de que el cine de animación no es sólo de niños. Puede ofrecer terror, drama, comedia... La animación no es un género sino un medio».
Hampa Studio está a punto de empezar una nueva serie propia después de haber creado 'Laika', un proyecto muy ambicioso. «'Laika' está en periodo de financiación y precisa de cuatro millones de euros, pues se trata de 52 episodios de ocho minutos. Ahora vamos a empezar una serie de preescolar para enseñar conceptos básicos. Tenemos la financiación cerrada, con un presupuesto que ronda los 200.000 euros», señaló Rodríguez.
Un gran proyecto también parido en Valencia y que encauza su recta final es el capitaneado por Sam, quien considera que su sector está en una situación «estupenda viendo lo que ha pasado con 'Arrugas' en los Goya o con 'Chico y Rita' en los Oscar. La animación en España avanza. En Valencia hay varias producciones de largometraje. No sé en qué punto está cada uno, pero el sector está funcionando».
Con Santiago Segura
A Sam, el viento le sopla de popa, y después de muchos cortometrajes y peleas ha logrado encauzar su primera película, 'Pos-Eso'.
«Estamos trabajando de lleno con el largometraje, y la idea es que se estrene para finales de 2013. Se trata de una animación de plastilina. Terminamos el casting de las voces de los actores hace tres meses. Porque en este tipo de películas la voz se graba antes. Contamos con Santiago Segura, Anabel Alonso, Álex Angulo, Josema Yuste... Es una película con un presupuesto limitado, algo parecido a 'Arrugas', pero en un tono radicalmente distinto. Lo mío es una comedia divertida siguiendo la línea de mis cortos», indica Sam.
Sam

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
lasprovincias.es