Un grupo de ganchilleras reivindica el enfundado de bolardos en Valencia

El colectivo Urban Knitting asume orgulloso su acción y defiende «un movimiento artístico de graffiti inofensivo»

C. FERNÁNDEZVALENCIA

FOTOS: Los bolardos de ganchillo

Un grupo organizado de amantes del ganchillo son las responsables de los customizados bolardos de la plaza del Negrito. "Pretendemos robar sonrisas a los vecinos que pasan por aquí con cientos de problemas en su cabeza. No buscamos lucrarnos, sólo divertinos y hacer un mundo más feliz", ha explicado Laura Chiapero, alias la renganchada y miembro de este grupo.

Forma parte del Urban knitting, una forma de expresión reivindicativa y pacífica cuyo objetivo es cubrir o forrar parte del mundo que no rodea con lana tejida, un movimiento artístico de graffiti inofensivo. Un proyecto de guerrilla-artística-callejera. "Tenemos muchas más ideas y más lugares donde vamos a ofrecer nuestra particular forma de animar a la gente. Además, nos divierte y somos una docena de personas que nos juntamos semanalmente para tejer", señala la portavoz del grupo quien ha querido sumar a Valencia a este movimiento artístico que ya se está extendiendo por todo el mundo.

Los singulares y divertidos diseños están atrayendo a cientos de turistas y vecinos del barrio. Estas setas, fundas y animales han volado por la red en apenas unas horas. "Estamos asombradas por la repercusión que está teniendo y sobre todo estamos muy contentas. Nos sentimos muy orgullosas", afirman.

Fotos

Vídeos