lasprovincias.es
Sábado, 26 julio 2014
claros
Hoy 22 / 27 || Mañana 21 / 27 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El pez espada y el mero, en peligro de extinción, están desprotegidas en el Mediterráneo, según un informe

medio ambiente

El pez espada y el mero, en peligro de extinción, están desprotegidas en el Mediterráneo, según un informe

La dificultad de supervivencia es similar a la de la sardina, el boquerón, la merluza, el salmonete y la gamba roja, también amenazadas por la sobreexplotación pesquera

15.04.10 - 15:42 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La sobreexplotación pesquera del pez espada y del mero en el Mediterráneo y la nula regulación que existe sobre ellas sitúa a las dos especies en peligro de extinción, según un informe elaborado por Oceana y la Obra Social de Caixa Cataluña en el que alerta de la "gran desprotección" que existe sobre los ecosistemas marinos.
La dificultad de supervivencia de pez espada y mero es similar a la de la sardina, el boquerón, la merluza, el salmonete y la gamba roja, también amenazadas por la sobreexplotación pesquera, si bien en estos últimos casos sí existe un seguimiento de su estado y conservación.
La desprotección de las especies comerciales, según el informe, hace que su futuro pueda estar "hipotecado", y con ello también el equilibrio ecológico y el futuro del sector pesquero que faena en aguas mediterráneas.
La falta de una legislación unitaria se ejemplifica en el caso de la protección que sí existe sobre boquerón y chanquete en el caso de las Baleares --donde se considera que ambas especies están "en peligro"--, mientras que no existe tal consideración en los casos de Cataluña, Valencia o Murcia.
El boquerón y el chanquete forman parte de la base alimentaria de otras especies depredadoras como el atún y otros cetáceos, por lo que la reducción de sus poblaciones repercute en la cadena trófica marina.
Asimismo, el informe destaca que la proliferación de piscifactorías y jaulas de engorde va en contra de la conservación de las especies más pequeñas, ya que engordar un kilogramo de atún requiere entre 15 y 20 kilos de otras especies.
En Tuenti
Mapa interactivo
Propuestas gastronómicas, sugerencias de ocio, rutas, alojamientos, restaurantes...
lasprovincias.es