lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 16 / 27 || Mañana 14 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La hostelería se resigna a servir sin humo

La Marina

La hostelería se resigna a servir sin humo

26.12.09 - 00:54 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Dicen que es un vicio o un placer, pero lo cierto e que el fumarse un cigarrillo después de tomarse el café en el bar tiene los días contados.
A partir de enero de 2010 la reforma de la Ley de Prevención de Tabaquismo prohibirá fumar en bares restaurantes y pubs de toda España.
Unos cambios que están dando mucho de que hablar a empresarios, hosteleros, restauradores y usuarios, fumadores y no fumadores, como ocurrió cuando entró en vigor la Ley del Tabaco en enero de 2006. Unos se lo toman con resignación y otros más a pecho.
En un bar en el paseo del Arenal de Xàbia, Francisco Bisquert, se queja «esto no es democracia, me tendré que fumar el cigarro en el coche o quedarme en casa» cuando asegura que lo que más le gusta es fumárselo en el bar después de un buen café y unas palabras con el resto de clientes.
Sin embargo, Tamara Toledo, también fumadora y dependienta de la pastelería Tano en Dénia (local libre de humos), dice que «aunque me parece fatal, lo aceptaré y saldré a la calle a fumar o, en caso de apuro, de escondidas en el baño».
Gran parte de los hosteleros de la Marina Alta ven la ley con buenos ojos, sobre todo, para los trabajadores que, hasta el día 31 de diciembre, seguirán compartiendo su jornada laboral con el humo del tabaco de los clientes de los restaurantes.
Además, como comentó Jaume Ivars, que regenta la Tasca Eulalia en plena calle Marqués de Campo en Dénia, en otros países de la Unión Europea como Irlanda o Italia «la gente sale a la calle a fumar y no pasa nada», es más, añade que «existen contenedores, ceniceros y otros para que los fumadores tiren allí las cenizas y las colillas y no ensucien la calle», una solución que podrían poner en práctica aquí.
En lo que coinciden todos los empresarios del sector es que el problema reside en la Ley de 2006 que sólo obligaba a locales con más de 100 metros cuadrados, a reservar un 30% de su espacio para fumadores, y la nueva Ley no incluye ninguna subvención o ayuda a los hosteleros que tuvieron que realizar reformas para adaptar sus locales.
Es el caso de Daniel Tobarra, uno de los dos socios del restaurante Los Remos-La Nau de Xàbia, ya que «tuvimos que cambiar de ubicación de los aseos por que no podían estar en la zona de fumadores, también pusimos varios extractores para el humo, y con la reforma de la ley toda esta inversión no sirve para nada. ¿Quién nos va a devolver el dinero? Esto no es de recibo».
Otro punto en el que están de acuerdo los hosteleros es que la gente terminará por acostumbrarse a no fumar en los bares y restaurantes. Vives dice que «al principio habrá pérdidas» económicas y de clientela pero «después de un año ya ni se acordarán».
Lo que sí preocupa a los empresarios del sector es que se cumpla la nueva reglamentación. Tobarra comenta preocupado que «habrá que controlar que no se produzca competencia desleal, la ley tiene que ser igual para todos».
De todas formas, situaciones similares ya se han dado en la Comarca. Tobarra explicó recordar que en el Mercado municipal de Xàbia «también se fumaba y ahora ya no, los fumadores salen del recinto o van a cualquier bar de la zona».
Para el presidente de la Asociación de Hostelería, Rafa Codina, la aplicación de la nueva Ley condicionará la afluencia de clientes en los restaurantes que hicieron un desembolso en 2006 que no les ha servicio para nada.
Los dueños de pequeños locales como el del bar El Sol de Xàbia aseguran que la medida sí que afectará al cliente de «café y cigarro». Francesc Mañó comentó que «hay gente que viene al bar a fumar por que siempre se ha hecho». Como consecuencia, ya ha desistido de poner una máquina de tabaco por que «si vienen comprar cigarros, lo normal es que se queden a tomar algo y fumarse un pitillo, pero si ahora no pueden ni fumar...».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
La hostelería se resigna a servir sin humo

Dos clientes fumando en la barra de la Tasca Eulalia de Dénia, esta semana. :: JOSÉ IGLESIAS

lasprovincias.es