lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 21 / 23 || Mañana 20 / 24 |
más información sobre el tiempo

Valencia BC

Estás en: > > >
La ACB investiga si el partido se jugó con más frío del permitido

Valencia-Bc

La ACB investiga si el partido se jugó con más frío del permitido

La normativa prohíbe disputar un encuentro a menos de 16 grados. La expedición valenciana se muestra indignada pero no reclamará

21.12.09 - 02:09 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La ola de frío que azota a toda España le jugó ayer una mala pasada al pabellón municipal San Pablo de Sevilla. El recinto, inaugurado en 1988, es junto a la Fuente de San Luis uno de los más antiguos de la liga ACB, pero sigue sin tener calefacción, cosa que de la que por otra parte el recinto valenciano dispone solamente desde esta temporada. Pero ayer se sumaron una serie de factores que hicieron helar la sangre a todos los presentes.
El partido, domingo por la mañana, venía precedido por la noche más fría en Sevilla de los últimos años (con el mercurio por debajo de cero) y en un recinto que tiene las ventanas superiores, irónicamente, tapadas con lonas para evitar que el sol perjudique la práctica del baloncesto. Todo esto convirtió el San Pablo en una nevera.
La normativa de la ACB es muy clara al respecto. No debe disputarse un partido de baloncesto en España a menos de 16 grados de temperatura ambiente dentro del pabellón. La sensación de todos los que presentes ayer en Sevilla era de estar claramente por debajo de diez. Y eran menos cuando, a las once, llegaron los equipos.
Las caras de los jugadores del Power Valencia eran de total incredulidad. La mayoría optó por no quitarse el chándal en la rueda de calentamiento y taparse con las toallas en el banquillo. La situación que se vivió en las gradas no fue mucho mejor: aficionados con gorros y bufandas (no para animar, sino al cuello); periodistas narrando el partido con bufanda y forro polar... y en el palco Vicente Solá y Paco Raga, que no se atrevieron a quitarse el abrigo durante todo el partido.
La ACB, informada de las condiciones en que se jugó el partido de ayer, abrirá hoy una investigación para esclarecer si lo ocurrido en San Pablo vulnera uno de los artículos de competición. Fuentes consultadas ayer por LAS PROVINCIAS confirmaron que el propio trío arbitral, consciente de la situación, debió pedir una medición de temperatura antes del partido y suspenderlo si no se llegaba a esos 16 grados, además de reflejar la incidencia en el acta.
Ni una cosa ni la otra acontecieron ayer en la capital andaluza pese a que las quejas en el seno de la expedición valenciana fueron enérgicas. Aunque el Power Electronics no va a formalizar una reclamación oficial al respecto, consciente de que se interpretaría como una excusa al lamentable espectáculo deportivo ofrecido por su equipo, varios integrantes del club y de la plantilla, que prefirieron mantenerse en el anonimato, calificaron de tercermundistas y peligrosas para los deportistas las condiciones extremas en que se disputó el partido de ayer.
Precedente en la Fonteta
Y la queja no es partidista. La Fonteta ya fue investigada justo por todo lo contrario. El 24 de junio de 2003 se disputó el tercer partido de la final de la ACB entre el Pamesa Valencia y el FC Barcelona con más de 42 grados de temperatura sobre el parqué de la Fonteta y con más de 9.000 aficionados en unas gradas sin aire acondicionado. En aquel momento la ACB dio un serio toque de atención al club valenciano, aunque en este caso el reglamento que rige la máxima competición del baloncesto español no establece una temperatura máxima para la disputa de un partido de rango oficial.
Esta vez la situación es la contraria. Sí que hay un artículo de la reglamentación de la ACB que ayer, por mucho, no se cumplió, cosa que fuentes oficiales de la propia liga consultadas por este periódico calificaron de inadmisible y que podría derivar en una sanción económica hacia el Cajasol Sevilla, puesto que el resultado, una vez disputado el encuentro, se considera inalterable.
Mención aparte merecen los incondicionales aficionados del Power Electronics Valencia que se desplazaron en coche hasta Sevilla desafiando los muchos grados bajo cero con los que se encontraron por el camino y que, evidentemente, sufrieron con el mal juego de los suyos y con el frío helado del San Pablo.
No hubiera estado de más que la plantilla de jugadores o el cuerpo técnico hubieran tenido un detalle con ellos, dado el bochorno que tuvieron que presenciar en uno de los partidos más lamentables de la etapa reciente del club taronja. No sería la primera vez que se ha pagado la gasolina de un coche o el viaje de un autobús.
En Tuenti

buscador

Buscador de deportes
buscar
La ACB investiga si el partido se jugó con más frío del permitido

Los jugadores de ambos equipos luchan por un rebote. :: ACB PHOTO/BERNI PÉREZ

Ocio Gratis

lasprovincias.es