lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 23 / 30 || Mañana 21 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Lozano, Benlliure y Pinazo arrasan en la puja de Valencia

Culturas

Lozano, Benlliure y Pinazo arrasan en la puja de Valencia

La galería ubicada en la calle Cirilo Amorós vende un 75% de los lotes que presentaba en la subasta

20.12.09 - 02:15 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Hacía 15 años que no se organizaba en Valencia una subasta de pinturas relevantes como la que tuvo lugar ayer por la tarde en la galería situada en la calle Cirilo Amorós, 55. Por ello, la expectación era máxima.
El acto comenzaba a las 19 horas y registró un lleno absoluto, tanto que muchas personas tuvieron que quedarse fuera al no encontrar asiento. Rafael Alamar, responsable de la galería, se mostró satisfecho por el resultado de la puja en la que salían a la venta 130 lotes de autores destacados como Ignacio Pinazo, José Benlliure, Cecilio Pla, Francisco Lozano, Genaro Lahuerta, Luis Arcas, Peris Brell, Juan Bautista Porcar, José Luis Checa, Ribera Berenguer, Michavila, Ripollés y Sanleón, entre otros.
Los artistas que lograron precios más altos fueron Lozano, Benlliure y Pinazo. Del primero se vendió por 14.000 euros la pieza 'Arrozal', que tenía un precio de salida de 12.000 euros y alcanzó los 14.000. Otra pintura del mismo autor fue adquirida por 9.000 euros.
También se cotizó al alza 'niño con burro', de Benlliure, que partió de los 2.600 euros y llegó hasta los 6.000 después de varias ofertas lanzadas por los asistentes.
El óleo 'Godella' de Pinazo se vendió por el mismo precio de salida con el que partía, 7.000 euros.
Los cuadros que más aceptación tuvieron fueron los que tenían un precio más reducido que revalorizaron hasta cuatro veces sus precios iniciales.
El 75% de los 130 lotes que se subastaron ayer por la tarde fueron comprados en esta puja que, dado su éxito, prevé repetirse en próximas ocasiones.
Cada obra se adjudicó, lógicamente, al mejor postor, bien con pujas realizadas in situ o remitidas, teniendo en cuenta que, en el caso de las pujas recibidas por escrito, se adjudicó cada lote al precio más bajo posible y no a la máxima oferta.
Una vez adjudicado cada lote, el precio de remate se incrementó en un 10%, correspondiente a la comisión para la galería. No se exigió el pago inmediato, ni siquiera el depósito de señales, salvo que el adjudicatario quisiera llevarse enseguida su obra.
El caso de Centelles
En los demás casos, el comprador rellenó una ficha con sus datos, la firmó, aceptando así las condiciones, y dispondrá de un plazo máximo de 10 días para abonar la obra y retirarla.
Los lotes se expusieron desde varios días antes de la subasta, con la finalidad de que los posibles compradores puedan examinar y estudiar las obras a subastar.
Las subastas siguen ganando éxitos a pesar de la crisis. En la puja celebrada esta semana en la casa de subastas barcelonesa Soler y Llach el protagonista de la jornada fue el valenciano Agustí Centelles y diez de sus obras, que salían a subasta en plena polémica por la compra por parte del Ministerio de Cultura del legado del fotógrafo barcelonés a los herederos, con el consiguiente rechazo de la Generalitat, que llegó a calificar la operación de expolio.
De Centelles, que este año cumpliría el centenario de su nacimiento, se puso a la venta la famosa 'Guardias de asalto en la calle Diputación, Barcelona, 1936', que el Estado adquirió ejerciendo el derecho de tanteo por 3.500 euros, 1.500 euros más que el coste de salida. Convertida en uno de los iconos de la Guerra Civil, la imagen muestra a tres soldados disparando desde una improvisada trinchera, formada por varios caballos moribundos.
El Estado también compró las otras nueve imágenes de Centelles subastadas, entre ellas 'El bombardeo de Lérida', donde una madre llora la muerte de su hijo, cuyo coste ascendió a 1.600 euros, o 'Voluntarios para el frente' (700 euros), 'Teruel, 1937' (700), 'Evacuados de Teruel' (800), 'Bombardeo en la Gran Vía' (1.100), 'El general Pozas en Bujaraloz' (800), 'Consejo de guerra a los militares golpistas' (800), 'Calle del Arco' (1.000) y 'Puerto de Barcelona' (1.300 euros).
Por su parte, la Sala Retiro, la sala de subastas que pertenece a Caja Madrid, vendió también esta semana a un coleccionista la obra del artista valenciano Joaquín Sorolla titulada 'Nostalgia. Labradora valenciana', por un valor que alcanzó los 410.900 euros.
En Tuenti
Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
lasprovincias.es